(Foto referencial)
COMPARTE

La ONG francesa Unión de las Organizaciones de Socorro y Auxilio Médico (UOSSM) denunció este viernes que el año pasado se produjeron al menos 273 ataques aéreos directos a hospitales en Siria.

Este grupo, que presta apoyo a instalaciones sanitarias en el territorio sirio, evaluó 107 instituciones sanitarias, 63 en el norte y 44 en el sur del país, de los 130 centros médicos registrados en total en regiones bajo control opositor, excluidos los territorios en poder de los yihadistas del Estado Islámico (EI) y de las milicias kurdas.

En total, los hospitales han sido atacados 273 veces de forma directa (con daños estructurales) y 700 de forma indirecta (ataques que se han producido en los alrededores de la instalación y que han llegado a afectarla), según el informe al que ha tenido acceso Efe y que se presentará mañana en Ginebra.

Esto supone un aumento respecto a 2015, cuando, según datos de la citada organización humanitaria, se registraron 500 ataques directos e indirectos a instalaciones médicas.

En concreto, se indica en el informe, un mismo centro, en Guta (suburbio de Damasco) fue bombardeado en 25 ocasiones, ya fuera de forma directa o indirecta.

El conflicto sirio es “el primero de la historia en que tantos hospitales han sido directamente considerados objetivos militares”, dijo a Efe el cirujano siriocanadiense Anas Al-Kassem, que ha efectuado 15 misiones en el terreno.

Al Kassem afirmó que, pese a desconocer la autoría de las agresiones, recordó que solo el régimen sirio, la coalición internacional y las fuerzas aéreas rusas disponen de aviones de combate.

“Estos ataques vulneran la Convención de Ginebra, firmada por todas las partes que poseen aviones de combate, que prohíbe los ataques a instalaciones sanitarias”, declaró a Efe el responsable de Hospitales de la UOSSM, Mounir Hakimi, quien supervisó las evacuaciones del este de Alepo en diciembre pasado.

Según los datos recabados por la UOSSM, tres cuartas partes de los edificios registrados como hospitales no se construyeron para ser un centro médico sino que, antes del estallido de la guerra en 2011, eran escuelas o sedes gubernamentales.

Los resultados también muestran que más de la mitad del personal médico no ha recibido formación alguna para saber cómo protegerse en caso de ataque.

Además de una constante falta de trabajadores sanitarios, en concreto de especialistas, la ONG recordó la precariedad en términos de aparatos, equipamientos y suministros con que debe trabajar el personal médico.

Por ejemplo, sesenta de los 240 aparatos de rayos X de los hospitales estudiados estaban fuera de servicio, y tan solo cuatro de 13 escáneres podían utilizarse.

Al igual que en 2015, en 2016 fue prácticamente imposible practicar intervenciones de cirugía vascular, neurocirugía o cirugía plástica en las zonas estudiadas, se indica en el documento.

La UOSSM recabó estos datos de encuestas a trabajadores sanitarios y después los verificó a través de las indagaciones de su propio personal en Siria.

Al Kassem advirtió que “2017 puede ser aún peor“, y pidió a la comunidad internacional y, en especial, a Naciones Unidas que garanticen la protección de los hospitales, pues, de lo contrario, “la guerra en Siria será el punto negro más grande de la historia de la ONU”.

El conflicto sirio acaba de entrar en su séptimo año con un balance de al menos 320.000 muertos, y más de la mitad de la población forzada a abandonar sus hogares y convertirse en desplazada interna o refugiada.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.





Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.