ONU (Foto cortesía)

El jefe de la misión de la ONU en Colombia, Jean Arnault, aseguró este lunes que las disidencias de las FARC empañan el éxito del proceso de dejación armas de esa exguerrilla, que concluyó el pasado 22 de septiembre con la inutilización de su último fusil.

“Los fenómenos de disidencia, de deserción, todo esto a nuestro juicio empaña el éxito que ha sido globalmente el proceso de dejación de armas”, dijo Arnault en la audiencia pública “Balance de la implementación del acuerdo final” en el Congreso colombiano.

El Gobierno y las FARC firmaron un acuerdo de paz el 24 de noviembre del año pasado para terminar más de medio siglo de conflicto.

Sin embargo, algunos guerrilleros se opusieron al acuerdo y otros fueron expulsados del grupo armado por no asumir las directrices de la jerarquía de las FARC.

Actualmente estas disidencias operan en departamentos como Guaviare, Guainía y Vichada, estos dos últimos limítrofes con Venezuela, así como en Nariño, fronterizo con Ecuador, especialmente en la localidad de Tumaco.

En ese sentido, Arnault señaló que el proceso de reincorporación de las FARC está “rezagado” y por ello consideró que el desafío “más urgente” es sacarlo adelante.

“Las bases financieras, logísticas y de organización de este proceso (…) deben ponerse en marcha de inmediato para que en el plazo más breve posible los rezagos, las dificultades que ha sufrido este proceso, se corrijan y no veamos lo que estamos viendo en los últimos meses: crecer el desaliento, la frustración, la tentación de regresar a la ilegalidad”, añadió.

Por otra parte, señaló que nunca hubo una “relación entre la dejación de armas y una ruta de cumplimiento de acuerdos básicos por parte del Gobierno”.

El periodo de 180 días para la implementación de la paz empezó a contar el pasado 1 de diciembre, un día después de la ratificación por el Congreso colombiano del acuerdo firmado el 24 de noviembre en Bogotá, pero problemas de diverso tipo acabaron retrasando ese proceso.

No obstante, el diplomático señaló que la implementación del acuerdo del cese al fuego y la dejación de armas han sido “globalmente positivas”.

“Por eso es que ha sido interesante ver que, a pesar de que ha sido globalmente positivo, sí ha tenido sus dificultades y creo que es importante tenerlas en cuenta para el resto del proceso de implementación”, aseveró.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.