(Foto EFE)
COMPARTE

Un grupo de expertos de la ONU en derechos humanos sostuvo hoy que el Gobierno de Venezuela debe facilitar las protestas pacíficas e investigar las muertes ocurridas en recientes manifestaciones.

“La respuesta cada vez más militarizada es contraproducente porque sólo aumenta las tensiones y el riesgo de lesiones y muerte”, comentaron los expertos.

“Estamos seriamente preocupados por las acusaciones de uso excesivo e indiscriminado de la fuerza frente a las protestas, así como por las detenciones arbitrarias y muertes”, dijeron los relatores sobre ejecuciones extrajudiciales, Agnès Callamard, sobre la libertad de reunión y asociación, Maina Kiai, y sobre los defensores de los derechos humanos, Michel Forst.

A esta toma de posición se unieron los miembros del Grupo de Trabajo de la ONU sobre Detenciones Arbitrarias.

“En este momento la tensión política es elevada y la opinión pública está fuertemente dividida, pero en situaciones como ésta es cuando precisamente los gobiernos deben hacer más para proteger los derechos de las personas”, señalaron los expertos en un comunicado difundido en Ginebra.

“Las manifestaciones deberían ser manejadas normalmente sin recurrir a la fuerza. Cualquier uso de la fuerza debe ser estrictamente necesario y proporcional a una amenaza específica”, agregaron.

Criticaron la criminalización de las protestas en Venezuela y el uso, por parte de agentes del Estado, de medios de comunicación para estigmatizar a los manifestantes de la oposición como terroristas apoyados por el extranjero.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.