Situación en Sudán del Sur continúa deteriorándose. (EFE)
COMPARTE

Las agencias humanitarias de Naciones Unidas solicitaron 1.400 millones de dólares para ayudar en el 2017 a los 1,8 millones de refugiados sursudaneses que sobreviven en seis países vecinos.

El Programa Mundial de Alimentos (PMA) y la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) presentaron hoy un plan de respuesta revisado ante el empeoramiento de la situación.

Hasta el momento el plan de asistencia que la ONU tenía solo financiado al 14 %, y es por ello que hoy ambas agencias hicieron un llamamiento de urgencia para que éste se lleve a cabo.

Recordaron que la situación en Sudán del Sur continúa deteriorándose, con una combinación de conflicto, sequía y hambruna que “llevará a más desplazamiento, y al éxodo de personas huyendo de una de las peores crisis del mundo”.

De hecho, el número de personas que huyeron en marzo superó la cifra estimada para todo el año.

El país está sumido desde 2013 en una guerra civil que surgió solo dos años después haber nacido como nación independiente al escindirse de Sudán, a lo que se le suma una situación de práctica hambruna, con más de 5 millones de personas necesitando de asistencia para sobrevivir.

“Esta crisis ha sido causada por el hombre, este es el mayor problema. Nosotros podemos ayudar, intentar paliar, pero si el conflicto no se detiene, los problemas persistirán”, afirmó el director ejecutivo del PMA, David Beasley.

Indicó que uno de los ejemplos de que el conflicto sólo empeora la situación es el hecho de que en lo que llevan de año 15 empleados del PMA han perdido la vida.

La crisis en Sudán del Sur es una de las peores del mundo con más de 1,8 millones de refugiados que sobreviven en Etiopía, Kenia, República Centroafricana (CAR), República Democrática del Congo (RDC), Sudán y Uganda.

Este último país acoge por si solo casi un millón de refugiados sursudaneses.

Esta situación y, sobre todo, la falta de fondos, ha provocado que el PMA haya tenido que cortar raciones para los refugiados en Uganda, y que no cuenten con dinero para solventar sus necesidades básicas.

Beasley explicó que en la jornada de hoy, los países donantes se habían comprometido a abonar un cuarto de lo abonado pero recordó que esto “era totalmente insuficiente”.

Recordó que históricamente, los montos aportados por los donantes nunca llegaban a la cifra solicitada por la ONU para hacer frentes a crisis, pero alertó que ahora la situación era mucho peor.

“Tenemos 20 millones de personas en el mundo (junto a Sudán del Sur, también Nigeria, Somalia y Yemen) que están a punto de la inanición, son momentos extraordinarios y se necesitan respuestas extraordinarias”, enfatizó.

Concretamente, Uganda acoge 898.000 refugiados sursudaneses; Etiopía y Sudán, 375.000 respectivamente; hay 97.000 en Kenia; 76.000 en RDC; y 2.200 en CAR.

La solicitud de fondos no cubre las necesidades de casi 2 millones de personas que son desplazadas internas en su propio país.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.





Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.