La Policía brasileña, con apoyo de las Fuerzas Armadas, lanzó una operación contra el robo de cargas y el narcotráfico en Río de Janeiro y su región metropolitana, donde se registraron nuevos tiroteos que obligaron a cortar durante casi una hora una de las vías más importantes de la urbe.

Más de 350 agentes de las policías Civil, Federal y de Carreteras cumplen desde la mañana de este jueves 60 mandatos de prisión y 85 registros y allanamientos en distintos puntos de la localidad, con especial foco en la Baixada Fluminense, una zona deprimida y peligrosa integrada por varios barrios vecinos a Río de Janeiro.

La operación, bautizada como “Barba Negra”, en referencia a los piratas que saqueaban en la antigüedad las localidades portuarias, busca a sospechosos de cometer delitos relacionados con el robo de cargas y el tráfico de drogas.

Soldados de las Fuerzas Armadas también intervinieron en algunas de las vías rápidas de la capital fluminense, inmersa en una grave crisis de seguridad desde la celebración de los Juegos Olímpicos de 2016.

En paralelo, la Policía Militar informó de que la carretera conocida como “Linha Amarela” (Línea Amarilla), una de las vías más importantes de la ciudad con una extensión de unos 25 kilómetros, fue cortada de nuevo durante unos 40 minutos a la altura de la favela Cidade de Deus (Ciudad de Dios), situada al oeste de Río de Janeiro.

El motivo fue el supuesto ataque a una unidad de la Policía que pasaba por esa vía, según informaron las autoridades a través de las redes sociales.

En esa misma zona, al menos tres personas murieron en la víspera como consecuencia de los enfrentamientos entre la policía y supuestos narcotraficantes, lo que obligó igualmente a cerrar la “Linha Amarela”.

Entre los fallecidos estaría Rodolfo Pereira da Silva “Rodolfinho”, señalado como uno de los jefes del narcotráfico de esta zona de la ciudad, según divulgaron medios locales.

La violencia en el estado de Río de Janeiro continúa presente en el inicio de este 2018, pues solo en el mes de enero se han registrado casi 500 tiroteos, 41 de los cuales se produjeron en Cidade de Deus, según la aplicación “Onde tem tiroteio” (Dónde hay tiroteo), conocida como OTT.

El estado de Río, donde la mayor parte de la población se concentra en su capital homónima y su región metropolitana, registró en 2017 el mayor número de muertes violentas desde 2009, con 6.731 homicidios, un 7,5 % más que el año anterior, según un reciente informe del Instituto de Seguridad Pública regional.

La crisis de seguridad obligó al Gobierno central a enviar a mediados del año pasado 10.000 efectivos de las Fuerzas Armadas con la previsión de que permanezcan allí hasta finales de este año.

Río también sufre una de las mayores crisis económicas de su historia después de que se declarara en estado de “calamidad financiera” (quiebra) antes de las Olimpiadas, agravada por los múltiples escándalos de corrupción que han salpicado a sus últimos gobernantes.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.