Máximo Menem, hijo del expresidente Carlos Saúl Menem y Cecilia Bolocco, abandonó este lunes el sanatorio en el que fue operado por un tumor cerebral el pasado viernes. “Es el día más feliz de mi vida”, dijo la madre del joven que hoy cumple 15 años.

“Cuando salió, se despertó, me vio y me dijo: ‘Mamá, ¡lo hice! ¡No me morí!’”, contó Bolocco.

“Estoy muy feliz, es el día más feliz de mi vida después del nacimiento de mi hijo”, afirmó Bolocco.

“Estábamos todos muy asustados pero, gracias a Dios, al equipo médico y a los cuidados de su madre, estamos dando esta excelente noticia”, explicó a los medios la doctora May Chomalí, directora médica de la Clínica las Condes de Santiago, donde Máximo fue intervenido.

Enrique Concha, neurocirujano que operó a Máximo Menem, habló de su evolución: “Nosotros estamos muy contentos porque a pesar de que tenía una situación muy compleja, finalmente todo se pudo resolver en un plazo muy rápido. Él está en muy buenas condiciones físicas, neurológicas. Y muy contento, porque está de cumpleaños”, dijo el médico.

Respecto a la continuidad de su recuperación, el doctor Concha aclaró que “todo va a depender de la biopsia”, pero fue muy optimistarespecto de la rápida recuperación. “Esta cirugía ha sido todo un éxito; estamos todos muy sorprendidos con la recuperación de Máximo. Su fortaleza, la de la mamá, su familia y los amigos ayudó mucho. Le vamos a dar el alta hoy”, había adelantado el médico antes de que efectivamente el adolescente abandonara el sanatorio.

La alegría de Bolocco y la visita de Carlos Menem

“No me caben dudas de que fueron las cadenas de oraciones: yo sentí que la Virgen y Jesús lo protegieron. Los médicos estaban con una gran predisposición. Mi única intención era mantener la calma para que Máximo estuviese confiado: es muy difícil decirle a un niño de 14 años que va a ingresar a un pabellón y que le tienen que sacar un tumor en su cabeza”, contó la ex Miss Universo.

“Pero él estuvo muy tranquilo y contento antes del viernes, cuando fue la operación, rodeado de sus amigos, profesores y su familia. Y yo quise hacer esto [la conferencia de prensa] porque no conozco a todo el mundo que rezó por mi hijo y quiero que cada uno de ustedes sepan que este es el día más feliz de mi vida”, agregó Bolocco.

“Yo lo vi cuando lo sacaron del pabellón, le dí un beso y lo vi muy bien. No fue necesario volver a llevarlo a quirófano”, señaló la madre de Máximo. Bolocco contó que su hijo le dijo que tenía mucho miedo. Y que ella también lo tenía: “Tuve miedo, por supuesto. Mucho, sobre todo cuando lo dejé en el pabellón sobre la camilla donde lo iban a operar. Le corrían las lágrimas y me fue muy difícil que no se me llenaran los ojos de lágrimas”, recordó.

Bolocco también habló sobre la visita de Carlos Menem, con quien tiene una tensa relación. “Él [Máximo] no tenía muchas ganas de hablar con su papá. El día antes de la operación sí me dijo que quería hablar con él (…) Lo más importante era mantenerlo a él tranquilo”, agregó.

Después, contó Bolocco, Máximo le dijo: “Que pase, mamá, sólo él“. “Sorprendió que [Menem] no se quedara para el cumpleaños”, le comentó una periodista. “Así ha sido siempre la cosa”, cerró Bolocco.

 

 

Con información de El Clarín




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.