El senador Arturo Murillo, de la opositora Unidad Demócrata (UD). (Cortesía)
COMPARTE

Un senador opositor de Bolivia denunció hoy la supuesta adquisición ilegal que hizo el Estado boliviano en 2007 de dos aviones de fabricación china valuados en 41 millones de dólares, que actualmente están fuera de funcionamiento y que se continúan pagando.

El senador Arturo Murillo, de la opositora Unidad Demócrata (UD), dijo a los medios que la compra, concretada a través de un crédito, fue suscrita por el entonces ministro de Defensa Walker San Miguel y el exdirector de Transporte Aéreo Militar (TAM) Luis Trigo mediante un contrato que calificó de “lesivo al Estado”.

El legislador explicó que el contrato se comenzó a ejecutar en enero de 2007 “sin que exista decreto supremo, convenio o ley ratificatoria” que lo avalen y que ni San Miguel ni Trigo tenían atribuciones para firmarlo.

Además indicó que el marco legal requerido recién estuvo vigente en diciembre de ese año, once meses después de la puesta en marcha de la compra, por lo que consideró que hubo un supuesto negociado.

Añadió que “lo más grave” es que ambos aviones “ya no funcionan, están trabados y están botados”.

El parlamentario indicó que esta denuncia sale a la luz luego de un año de investigación que hizo un grupo de parlamentarios de UD y después que el actual ministro de Defensa, Reymi Ferreira, reconociera en un informe dado hace unos meses ante el Senado que hubo irregularidades en este caso en concreto.

Citando datos dados por el ministro de Defensa, Murillo aseguró que el Estado ha pagado cerca de 8,6 millones de dólares por intereses sin todavía haber pagado el capital de la deuda.

“Estoy presentando mi denuncia y espero que se sume el ministro”, señaló Murillo, que interpondrá un recurso legal en las siguientes horas ante la Fiscalía de La Paz contra San Miguel, actual secretario general de la Comunidad Andina (CAN), y Trigo. 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.