Foto cortesía

El opositor Congreso Nacional Unido (UNC, en inglés) criticó este domingo el proceso de registro de ciudadanos venezolanos puesto en marcha por el Gobierno de Trinidad y Tobago para obtener un permiso de estadía formal en ese país durante un año.

La portavoz del UNC, Anita Haynes, señaló a través de un comunicado que la iniciativa del Gobierno no va acompañada de un plan ni medidas a largo plazo para abordar la migración de los venezolanos que huyen de su país hacia Trinidad y Tobago.

Una vez registrados, los venezolanos -cuando se compruebe que no tienen cuentas pendientes con la Justicia- recibirán una tarjeta que les autorizará a trabajar legalmente en el país durante un año.

“En lugar de atender las numerosas peticiones para adoptar un enfoque pro activo y sensato que hubiera permitido a Trinidad y Tobago estar mejor preparado para lidiar con el número de venezolanos que vienen aquí, el Gobierno ahora está intentando pasar la inscripción como política”, aseguró Haynes.

“No han ofrecido ningún plan coherente y, ciertamente, no hay medidas a largo plazo”, dijo.

Haynes aseguró además que el mundo observa cómo Trinidad y Tobago afronta el problema y que hay organizaciones como Amnistía Internacional que han cuestionado la forma en que el Gobierno propone procesar a todos los solicitantes, en un período de tiempo (2 semanas), entienden, tan limitado.

Añadió que hay también preocupación por qué medidas se toman para salvaguardar la confidencialidad de aquellos que se registran, con el fin de que esa información no caiga en manos de las autoridades venezolanas y genere represalias.

Haynes sostuvo que el Gobierno debe presentar una política integral que ayude a los ciudadanos venezolanos y, al mismo tiempo, proteja los intereses de la población de Trinidad y Tobago.

El Gobierno de Keith Rowley anunció que el proceso de registro permitirá a los venezolanos permanecer en Trinidad y Tobago hasta un año con el derecho a trabajar y estar protegidos por las leyes locales contra los abusos de los empleadores, especialmente en relación con el salario mínimo.

El ministro interino de Seguridad Nacional de Trinidad y Tobago, Fitzgerald Hinds, señaló en una conferencia de prensa este fin de semana que el viernes se procesaron los casos de unos 2.000 migrantes venezolanos, en el primer día de las dos semanas de inscripción.

Indicó que, no obstante, cientos más fueron rechazados por no contar con los documentos correspondientes y se les pidió que volvieran con toda la información necesaria.

Las cifras del Gobierno de Trinidad y Tobago indican que 9.080 venezolanos han llegado legalmente a este país desde 2016 y 12.257 más solicitaron asilo a través del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados.

Otras fuentes sitúan, sin embargo, en un número entre 40.000 y 60.000 los venezolanos que huyeron de su país y viven ahora en Trinidad y Tobago




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.