La Nación: El Infierno cambiario o la historia de cómo se pulverizó el bolívar
/ Foto: Archivo

La oposición venezolana augura que la reconversión monetaria anunciada el pasado jueves, la tercera en lo que va de siglo, «terminará generando mayor inflación» en el país caribeño, según un comunicado difundido este martes.

El exdiputado Gilmar Márquez aseguró, a través de la nota, que esta medida, que eliminará seis ceros a la moneda y entrará en vigor el 1 de octubre, «no genera un resultado positivo para las familias» y «solo genera una ilusión que, por experiencias pasadas (…) terminará produciendo mayor inflación».

A su juicio, este plan terminará dejando «menor poder adquisitivo para el venezolano de a pie, desempleo e inestabilidad económica de mayores proporciones».

Consideró que esta nueva reconversión es «desubicada» y «desfasada», a la vez que resaltó «la importancia de implementar políticas económicas acertadas para reconstruir el aparato productivo nacional y fortalecer las reservas internacionales que permitan tener una moneda sólida en un futuro».

«Esto solo se puede hacer con un Gobierno democrático, con posiciones democráticas, de respeto a la propiedad e inversión privada», destacó.

En opinión de Márquez, «el venezolano de a pie seguirá padeciendo por las irresponsables políticas económicas».

Tras la nueva reconversión, el bolívar, actualmente conocido como «soberano», pasará a denominarse «digital».

De ese modo, todo importe monetario expresado en bolívares soberanos se dividirá entre un millón para ser denominado en bolívares digitales.

A pesar del nuevo nombre, contará con monedas de 1 bolívar y billetes de 5, 10, 20, 50 y 100 bolívares en formato físico, todos ellos con el rostro de Simón Bolívar, recreada digitalmente en 2012, en el anverso y una alusión a la batalla de Carabobo, clave en la independencia, en el reverso.

Actualmente, 4.080.378,08 bolívares soberanos se cambian por un dólar, según el último reporte del BCV, mientras que el billete de más alta denominación es el de un millón.

Debido a la devaluación del actual bolívar soberano, los billetes habían desaparecido en su práctica totalidad, ya que el de mayor denominación, el de un millón de bolívares, vale cerca de 25 centavos de dólar y con él apenas se puede comprar dos pasajes de autobús urbano en Caracas




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.