Centenares de opositores venezolanos se manifestaron en diversas ciudades de Australia, en el marco de una campaña de protestas contra el gobierno de presidente Nicolás Maduro.

Unas doscientas personas se reunieron en Sídney con pancartas y banderas, mientras alrededor de un centenar se congregaron en la ciudad de Brisbane, dos de las ciudades australianas en las que se realizaron actos antichavistas, según la emisora SBS.

En la convocatoria, los opositores que forman parte los 4.500 venezolanos que viven en Australia y que se vinculan a las plataformas “Venezuela somos todos” y “Un mundo sin mordazas” remarcaron que la marcha responde al llamamiento de la Asamblea Nacional (AN), de mayoría opositora.

Los manifestantes también quieren que el gobierno australiano no reconozca “a Nicolás Maduro, y que se una a la comunidad internacional que respalda y reconoce a Juan Guaidó y la Asamblea Nacional como la únicas autoridades legítimas de Venezuela”, de acuerdo con el documento al que tuvo acceso Efe.

En el otro lado del espectro político, una decena de manifestantes que apoyan a Maduro, que integran el grupo de Solidaridad con Venezuela, se congregaron en Sidney con pancartas en las que se leía “Estados Unidos, saca tus manos de Venezuela”.

Aunque Maduro juró este mes su segundo mandato que lo mantendrá en el poder hasta 2025, el Parlamento venezolano -en manos de la oposición- no reconoce su legitimidad por haber obtenido la reelección en unos comicios igualmente cuestionados por buena parte de la comunidad internacional.

2019-01-23




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.