Ordenan recapturar a capo de la droga en Brasil, liberado tras decisión de juez de alto tribunal
/ Foto: Cortesía

La policía del Estado de Sao Paulo buscaba recapturar este domingo al narcotraficante brasileño André do Rap, considerado uno de los jefes principales de la mayor organización criminal de Brasil, quien está prófugo en medio de un embrollo en el Supremo Tribunal Federal (STF).

El operativo lo ordenó el sábado el gobernador de ese estado, Joao Doria, después de que el presidente del alto tribunal, Luiz Fux, suspendiera la polémica decisión de otro juez de esa corte de liberar al narcotraficante del Primer Comando de la Capital (PCC), concediéndole un habeas corpus el viernes.

André de Oliveira Macedo, conocido como André do Rap, salió de una cárcel paulista el sábado, antes de la decisión del presidente del STF. Al no hallarle la policía en su domicilio declarado al salir de la prisión, le considera forajido, y la prensa local especula con que habría huido a Paraguay.

“Felicidades al presidente del STF (…) por suspender la decisión del juez Marco Aurélio Mello, que liberó al jefe del PCC, el criminal André do Rap. Determiné una fuerza tarea de la policía de Sao Paulo para poner a esa bandido nuevamente tras las rejas. El lugar del bandido está en la cárcel”, escribió el gobernador Doria el sábado en Twitter.

Detenido en 2019

André do Rap, de 43 años, fue detenido en septiembre de 2019 en las cercanías de Rio de Janeiro, y desde entonces estaba en prisión preventiva en la cárcel Presidente Venceslau, en el interior de Sao Paulo.

Las autoridades policiales brasileñas lo vincularon tras su detención a la ‘Ndrangheta de Calabria, y sostuvieron que supervisaba el envío de cocaína hacia Europa a través del puerto de Santos, el más importante de América Latina.

Para justificar su decisión del viernes, el juez Mello dijo que el narcotraficante del PCC, una poderosa facción criminal surgida en las cárceles de Sao Paulo, llevaba más tiempo detenido preventivamente que el permitido por la ley.

Según la legislación brasileña, un juez debe renovar cada 90 días la prisión preventiva, cosa que no aconteció en el caso de André do Rap.

Al suspender horas después la decisión de Mello, Fux argumentó que la puesta en libertad del narcotraficante compromete el orden público dada su “comprobada altísima peligrosidad”.

Irritado, Mello respondió este domingo al diario Folha de S.Paulo que la decisión de Fux es un “horror” y es “pésima” para la máxima corte.

© Agence France-Presse




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.