Moodys deuda
(Foto referencial)
COMPARTE

Uno de los tantos mecanismos de control cambiario extintos volvió a la vida. Para el economista y profesor universitario, Orlando Ochoa, el anuncio que hizo este lunes Nicolás Maduro sobre un nuevo sistema de Divisas Complementarias (Dicom) que tendrá dos subastas de dólares semanales, no es más que un simple acto de propaganda y voluntarismo que no solucionará la economía nacional.

Ya el país tuvo sistemas de subastas que en ningún momento fueron públicas o abiertas, sino una asignación a dedo por algunos ministros selectos. Tampoco ha existido fluctuación cambiara, ni un incremento en la oferta de divisas cuando hay una severa restricción, dijo.

El Presidente mintió al afirmar que el producto interno bruto (PIB) de Venezuela se ubica en el tercer lugar en América Latina, ya que está utilizando las tasas de cambio oficiales y ello sobreestima la dimensión de la economía venezolana, que se ha reducido en un tercio en los últimos tres años.

En Venezuela no hay ofertas de dólares suficientes para satisfacer la demanda y mientras no exista una sola tasa de cambio oficial con libre convertibilidad, como la tienen Nicaragua y Bolivia, no habrá estabilidad cambiara, suministro de divisas al sector privado ni se logrará bajar la inflación en Venezuela “que desde hace tres años es la más alta del mundo”.

Nuevo régimen cambiario demuestra que el actual no sirve

La publicación de un nuevo régimen cambiario solo demostró que el actual no sirve, aseguró el economista y profesor, Ronald Balza.

En un país donde no se conocen cuentas claras, no es posible que haya una inversión sostenida y creciente, aseveró. Mientras el Estado firma este lunes una serie de convenios con empresas reconocidas del sector privado como Nestlé, Heinz de Venezuela, Procter and Gamble, al mismo tiempo expropia a panaderías por un período de tres meses.

Estos anuncios son una buena noticia, solo porque las compañías que participan no se están retirando del país. “No es posible sustituir la producción que generan ellas, pero tampoco es suficiente manufactura que permita tener suficientes ingresos de divisas adicionales”.

Según Balza, este tipo de medidas terminan siendo negocios bilaterales que el oficialismo hace con algunos grupos particulares para abastecer a los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP), pero no significan que en el país vaya a existir un crecimiento económico y una mejora de consumo que proporcione un control de la inflación.

Prensa MUD




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.