Opositor cree que Ortega
/ Foto: Cortesía

El dirigente opositor Eliseo Núñez dijo este jueves que el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, ha empezado a recurrir “a la vieja estrategia de infundir terror” para crear un ambiente preelectoral “pesado” con miras a las elecciones nacionales de noviembre de 2021.

“Lo que persigue Ortega con esto (infundir terror) es crear un ambiente preelectoral tan pesado que se le haga a la oposición una discusión enorme si ir (participar) o no ir a las elecciones”, dijo a Efe Núñez, asesor de la opositora Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia.

A su juicio, el líder sandinista “prefiere no tener una oposición real en el proceso electoral” de noviembre de 2021, igual a como ocurrió en 2016, cuando eliminó al principal grupo opositor vía resolución electoral, que le permitió ser reelegido para su cuarto período, tercero consecutivo, está vez junto a su esposa, Rosario Murillo, como vicepresidenta.

El mandatario, argumentó Núñez, puede garantizar que eso mismo suceda “con el tema de crear terror, zozobra y por eso, creo, que está recurriendo” a la vieja estrategia de infundir terror.

Denuncian aumento de la “represión”

Diversos sectores de la oposición y organismos humanitarios han advertido que el Gobierno de Ortega ha incrementado la “represión” contra sus adversarios, sigue deteniendo y asediando a opositores, embargando medios de comunicación no oficiales y cobrando reparos fiscales a empresarios que los han tildado como “terrorismo fiscal”.

Asimismo, el Ejecutivo informó el lunes pasado que ha “orientado” a la Corte Suprema de Justicia para que prepare una propuesta para establecer la cadena perpetua por “crímenes de odio”, que la oposición cree que se utilizaría contra ellos por motivaciones políticas.

En los últimos días, tanto Ortega como Murillo han lanzado una serie de epítetos contra los opositores y han avisado que aplicarán “penas mayores para crímenes de odio”, y que en esta ocasión, a diferencia de la amnistía otorgada en el contexto de la crisis sociopolítica que estalló en abril de 2018, “no habrá indulto ni amnistía que valga”.

El mandatario, que dijo que los opositores “no tienen alma, no tienen corazón, no son nicaragüenses, son hijos del demonio, son hijos del diablo, y están cargados de odio”, acusó a sus adversarios de haber realizado “prácticas terroristas” durante las manifestaciones antigubernamentales que estallaron en abril de 2018, y “que quieren repetir la historia”.

Pompeo: Ortega se convirtió en Somoza

El martes pasado, el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, tildó como “dictador” a Ortega, y lo acusó de “redoblar la represión” contra la prensa independiente y la oposición local.

En una declaración, Pompeo dijo que Ortega, junto con Murillo, han intensificado los ataques contra figuras de la oposición y medios independientes en Nicaragua porque “sólo están interesados en prolongar su Gobierno”.

“Ortega se ha convertido en el dictador contra el que luchó hace tanto tiempo”, en referencia al dictador Anastasio Somoza Debayle, que fue derrocado por los guerrilleros sandinistas con el apoyo del pueblo y de la comunidad internacional el 19 de julio de 1979, anotó el secretario de Estado de EE.UU.

Según Pompeo, Ortega ha perdido legitimidad ante el pueblo nicaragüense y la comunidad internacional al arremeter contra los críticos, encarcelar a activistas a favor de la democracia, y “pisotear” los derechos humanos de la ciudadanía. EFE




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.