COMPARTE

Joaquín Méndez Rosa /EFE

El estrellato y el reconocimiento
popular le ha llegado al guatemalteco Óscar Isaac  tras su exitosa participación en el último
filme de la saga “La Guerra de las Galaxias: Episodio VII – El Despertar de la
Fuerza” y ya se ha convertido en un firme candidato a entrar en el Olimpo de
los actores latinos, porque su reconocimiento, además, es profesional. 

“Yo sólo espero que mi
participación en ‘Star Wars’ me permita seguir trabajando y escogiendo buenos
papeles en el futuro”, declaró recientemente en una entrevista.

Desde luego que sigue esa senda,
porque acaba de obtener su primer  Globo
de Oro, como mejor actor de miniserie o telefilme, gracias a su trabajo en “Show
me a hero”, del canal HBO, pero ya fue nominado en 2013 a este mismo galardón,
como mejor actor, por el filme dramático de corte musical de los hermanos Coen:
“Inside Llewyn Davis”.

“Muchas gracias a la
Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood (HFPA). Significa mucho para
mí”, dijo el actor al recibir el Globo de Oro por un papel en el que da
vida a un expolicía convertido en 1987 en el alcalde de la ciudad de Yonkers.

Además aparece en uno de los
títulos más celebrados por la prensa especializada, la película  de ciencia ficción “Ex Machina”,
que ha sido incluida entre los mejores filmes del año por organizaciones como
National Board of Review.

También tiene pendiente de
estrenarse otro de sus trabajos en el filme “X-Men: Apocalipsis”, donde
da vida al villano Apocalypse.  Más
adelante llegará el turno de “The Promise”, junto a Christian Bale, y
quién sabe si más entregas de “La Guerra de las Galaxias”.  Sin duda este actor de 36 años, tiene un
largo recorrido en Hollywood.

 

Una carrera muy prometedora

Óscar Isaac Hernández Estrada
llegó a Estados Unidos con cinco meses, 
y públicamente ha mostrado su sentir estadounidense, pero nunca ha
renunciado a sus orígenes latinos.  Su padre
es cubano y su madre de Guatemala. Precisamente el actor nació en la capital de
ese país centroamericano.

Con alma de artista ya en su
infancia, de la mano de su progenitor, que es músico, comenzó a manejar algunos
instrumentos, sobre todo la guitarra, y tan bien se le dio que formó parte del
grupo juvenil “Blinking Underdogs”, que se especializaron en interpretar música
ska-punk.

“Mi papá y mi abuela que era
cantante –en Guatemala- me inculcaron el amor por el arte. Lo tengo en la
sangre”, confirmaba el actor en una entrevista al canal CNN.

Pero una vez desatada su hambre
artística, Óscar Isaac se decantó por la interpretación y solicitó una plaza en
la prestigiosa escuela de actores Juilliard de Nueva York, donde fue
seleccionado entre más de dos mil candidatos. 

Una institución de educación
superior que, según se recoge en el U.S. News & World Report, posee la
cuarta tasa de admisión más baja de Estados Unidos tras el Instituto Curtis y
las universidades de Yale y de Harvard.

El actor se puso su segundo
nombre como apellido artístico dado que, según ha comentado en varias  entrevistas, como vivía en Miami “había
varios actores ya con el nombre de Óscar Hernández…. además solo me ofrecían
papeles muy estereotipados”.

Al parecer, con el cambio de
nombre artístico todo varió, así como cuando fue seleccionado para protagonizar
el filme de los hermanos Coen, “Inside Llewyn Davis”, y que le abrieron las
puertas para otros trabajos en el rol protagonista. Además le permitió trabajar
en un campo que tenía muy cercano: su personaje era el de un músico de jazz de
la década de los años sesenta del pasado siglo.

Ahora los límites los pondrán sus
contratos y sus elecciones, porque ya ha sido en la pantalla, además de músico,
espía, profesor, príncipe de Inglaterra, guardia de seguridad y hasta un
prefecto romano. Sus trabajos se están viendo recompensados, su proyección le
ha colocado en la cresta de la ola y su intervención en 29 producciones, así lo
atestiguan, porque, como ha dicho en una entrevista “hay que pensar en mejorar
como artista, no en el resultado. Cada uno tiene su propio camino”.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.