patrulla aérea báltica
Los aliados rechazaron de pleno la pretensión rusa de que no siga expandiéndose hacia el este de Europa. Foto: Referencial

 La OTAN celebró este martes el refuerzo de su patrulla aérea sobre los países bálticos con la incorporación de cuatro cazas daneses adicionales, en el contexto de la escalada de tensión con Rusia por el refuerzo militar que ese país lleva a cabo junto a Ucrania.

Damos la bienvenida a la decisión de Dinamarca de ofrecer aviones de combate adicionales a la misión de vigilancia aérea de la OTAN en los Estados bálticos, dijo en un comunicado el portavoz adjunto de la OTAN, Piers Cazalet.

Dinamarca está preparando cuatro de sus F-16 para un nuevo despliegue en Lituania en apoyo a la misión de patrulla aérea reforzada de la OTAN en los países bálticos.

Esta es una contribución sustancial a nuestra defensa colectiva y una muestra sólida de las importantes contribuciones de Dinamarca a la seguridad de la Alianza, considero Cazalet.

OTAN refuerza la patrulla aérea báltica

El portavoz indicó que, “como ha dejado claro Dinamarca”, este despliegue adicional a la patrulla báltica “se produce en el contexto de la crisis actual provocada por el continuo refuerzo militar de Rusia dentro y cerca de Ucrania”.

Siempre nos mantenemos vigilantes, concluyó.

La OTAN insistió a Rusia en que dé pasos para reducir la tensión en la frontera ucraniana, y hoy su secretario general, Jens Stoltenberg, convocó a Moscú para una serie de reuniones pese a que no ha dado muestras de querer continuar las conversaciones iniciadas la semana pasada con la Alianza Atlántica.

Los aliados rechazaron de pleno la pretensión rusa de que no siga expandiéndose hacia el este de Europa, algo que es un valor fundamental para la OTAN al que la organización no está dispuesta a renunciar, si bien sigue abierta al diálogo con Rusia.

En esta situación, Estonia solicitó la semana pasada a la Alianza más efectivos en los Estados bálticos a causa de la amenaza rusa a Ucrania.

Dinamarca concluyó su participación

Hace menos de dos meses que Dinamarca concluyó su participación en la patrulla aérea aliada en Lituania, en la que van rotando fuerzas los aliados, y ahora Copenhague ha decidido volver a aportar sus aviones para reforzar la seguridad en el flanco este de la Alianza.

A través de toda Europa, los aviones de combate de la OTAN están permanentemente de servicio y preparados para despegar rápidamente en caso de que se detecten vuelos sospechosos o no anunciados cercanos al espacio aéreo aliado.

Dado que Lituania, Letonia y Estonia no cuentan con los activos aéreos necesarios para contribuir a la vigilancia aérea de la OTAN en sus propios territorios, otros miembros de la Alianza les brindan las capacidades necesarias.

Si bien la misión original de vigilancia aérea del Báltico de la OTAN comenzó con un destacamento de cazas en Lituania en 2004, la Alianza introdujo en 2014 una “vigilancia aérea reforzada” a fin de incrementar la capacidad defensiva con tres destacamentos más listos para volar desde Estonia, Lituania y Polonia.

El Centro Combinado de Operaciones Aéreas Aéreo Aliado en Ramstein (Alemania), supervisa la misión, y las diversas contribuciones nacionales son controladas y administradas tácticamente por el el Centro de Operaciones Aéreas Combinadas (CAOC) del norte de la Alianza en Uedem (también en Alemania).




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.