OTAN vigilará que Rusia no deje tropas en Bielorrusia tras maniobras
El pequeño buque antisubmarino Urengoy sale de un puerto durante los simulacros navales, que son organizados por las fuerzas de la Flota del Báltico de la Armada rusa, parte de los ejercicios militares Zapad-2021 abiertos por Rusia y Bielorrusia, en la ciudad de Baltiysk, en el mar Báltico, en la región de Kaliningrado. , Rusia 9 de septiembre de 2021 / Foto: REUTERS, Vitaly Nevar

La OTAN vigilará que Rusia no deje en territorio de Bielorrusia parte de las tropas que emplea en los ejercicios militares conocidos como “Zapad 2021” que lleva a cabo de forma conjunta con ese país, según supo este martes EFE.

La Alianza ha detectado que el Ejército ruso está empleando algunas nuevas capacidades que utiliza de manera experimental, y está en proceso de analizarlas.

Estas maniobras ruso-bielorrusas han suscitado las críticas de la OTAN y especialmente de Ucrania y de los países bálticos.

La OTAN ha lamentado que Moscú no la haya invitado a enviar observadores a estas maniobras.

La pasada semana, la portavoz de la Alianza, Oana Lungescu, apuntó que Rusia, desde el fin de la Guerra Fría, nunca ha abierto sus ejercicios a la observación obligada que promulga el Documento de Viena de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE).

OTAN hará seguimiento

En todo caso, según supo EFE, la OTAN no va a organizar una operación frente a estos ejercicios aunque sí que va a llevar a cabo un seguimiento de ellos, así como de la propia relación entre Rusia y Bielorrusia.

En especial, si Rusia decide dejar parte de sus tropas en suelo bielorruso, cosa que ya hizo en abril en la frontera este de Ucrania.

En “Zapad 2021”, que comenzaron el día 10 y finalizarán el próximo jueves, Rusia ha demostrado el uso del último vehículo de combate B-19 con un módulo de combate Época, un cañón de 57 milímetros de calibre y un sistema automatizado de localización de blancos enemigos.

En las maniobras también están involucrados cuatro sistemas de misiles balísticos rusos Iskander-M, capaces de alcanzar objetivos ubicados entre 50 y 500 kilómetros, así como vehículos de combate de apoyo al tanque Terminator y drones de ataque Inokhodets -también conocidos como Sirius y Forpost-, estos últimos utilizados por primera vez en ejercicios, según el Ministerio ruso de Defensa.

Asimismo, Rusia ha utilizado por primera vez los robots de ataque Uran-9 y Nerekhta en las formaciones de combate en los ejercicios estratégicos. EFE




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.