casos
León Jurado, alcalde de San Diego. (Foto cortesía)

Los habitantes de la zona norte de San Diego suman una nueva semana sin agua. Esta vez, debido a los cortes eléctricos que se han registrado en Carabobo desde el lunes 6 de julio y se han extendido durante al menos 48 horas de forma intermitente en algunos sectores, ocasionando la suspensión del bombeo de agua.

A juicio del alcalde de este municipio, León Jurado, el origen de las fallas de servicios públicos básicos, como la electricidad y el agua, está en la desidia y falta de inversión en mantenimiento. “Sobre todo en la parte norte de nuestro municipio, que se vio afectada por largas horas de cortes eléctricos”.

La autoridad municipal detalló que desde la alcaldía establecieron contacto con Corpoelec y ya se está coordinando la reparación de las instalaciones averiadas, a fin de restituir el servicio eléctrico. Sin embargo, el bombeo de agua programado en San Diego hasta este jueves 9 de julio no se pudo concretar debido a los bajones de energía eléctrica ocurridos a comienzos de semana.

“Volvemos a lo mismo: falta de agua, falta de luz, y no hay una respuesta concreta por parte de los entes correspondientes como lo son Corpoelec e Hidrocentro”, señaló. “El llamado es a realizar la inversión necesaria en mantenimiento para evitar estas situaciones”.

El alcalde criticó que en pleno siglo XXI y en medio de la pandemia global por la COVID-19 los venezolanos deban enfrentarse a interrupciones de servicios vitales como la electricidad y el agua, este último esencial para el lavado de las manos, que es una de las principales medidas preventivas para evitar la propagación del nuevo coronavirus.

“Nosotros le pedimos a la gente que tome medidas preventivas y no tenemos cómo garantizarles el servicio de agua”, dijo Jurado.

Por su parte, el presidente de la Asociación de Ingenieros Electricistas y Mecánicos de Carabobo, Isnaldo Jiménez, explicó que los cada vez más reiterados y prolongados cortes eléctricos en la entidad federal ocurren debido a falta de generación interna de electricidad y la inestabilidad del Sistema Eléctrico Nacional (SEN) a causa del colapso de la Central Hidroeléctrica Simón Bolívar, también conocida como Hidroeléctrica del Guri.

Jiménez aseveró que de las seis plantas generadoras disponibles en la entidad federal, solo una se encuentra operativa: Pedro Camejo, en Los Guayos, que en promedio produce entre 80 y 90 megavatios de forma intermitente, cuando le suministran el gas que requiere para encender. Esto representaría un déficit de aproximadamente 87% en la generación.

Hasta hace tres años Carabobo era capaz de generar al menos 300 de los 700 megavatios requeridos para cubrir toda su demanda interna, lo que se traduce en un déficit de 42,85% para ese entonces. Los 400 megavatios restantes eran suministrados desde el complejo hidroeléctrico, en el estado Bolívar.

Según la autoridad única de Corpoelec en Carabobo, mayor general Juan Francisco Romero, los numerosos cortes eléctricos ocurridos en las últimas 48 horas en la entidad carabobeña se deben a cortocircuitos generados por las lluvias.

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.