Dos fallecidos y tres heridos dejó explosión de granada en el sur de Valencia
Foto: Archivo

La seguridad parece no ser prioridad para los gobernantes de Carabobo. El estado fue el sexto con más muertes violentas del país en 2021, con un registro de 991, lo que es igual a un incremento de 25,6 %, respecto a los 789 casos de 2020.

Así lo confirman los reportes del Observatorio Venezolano de Violencia (OVV), que dan cuenta de una tasa estimada de 46,5 fallecimientos en acciones criminales, por cada 100 mil habitantes (100/h).

Esta cifra ubica a Carabobo entre los 10 estados más violentos del país, siendo superado únicamente por Distrito Capital, Miranda, Bolívar, Delta Amacuro y Aragua, lo que hizo pasar del puesto 13 al sexto en un año.

Como en 2020, Diego Ibarra fue el municipio con más casos al registrar 76,7 por cada 100/h, seguido por Libertador (31,4), Carlos Arvelo (24,8) y Valencia (23,4). La segmentación por parroquias ubica a Rafael Urdaneta (Valencia) y Tocuyito (Libertador) como las de las tasas más altas de este tipo de casos.

Análisis de los casos de Carabobo

El informe del OVV estableció cuatro categorías de violencia. En primer lugar, las muertes en averiguación, que son aquellas en las que se desconocen las circunstancias del suceso, cuya tasa se estimó en 18,4 muertes por cada 100/h habitantes; seguidas de las muertes por intervención policial o resistencia a la autoridad, con una tasa de 13,3; en tercer lugar, los homicidios con 8,5; y las desapariciones con 6,24.

Como dato resaltante de este estudio, hubo un incremento significativo en la tasa de muertes en averiguación en Carabobo, que superó a los casos por resistencia a la autoridad y homicidios.  Sin embargo, persiste la letalidad policial como política de seguridad y control de las acciones criminales. El organismo con mayor número de operativos en los que se produjeron enfrentamientos y resultaron muertos los presuntos delincuentes fue la Policía de Carabobo con el 67,8% de los reportes.

Respecto a la incidencia de los homicidios en la región, el informe del OVV describe que el 80,18% corresponde a asesinatos perpetrados por presuntos delincuentes cuyo móvil fue el robo, riña o ajuste de cuenta. El 16,18% a femicidios en los que el victimario, en su mayoría, fue la pareja o expareja, a excepción de dos casos reportados; uno en el que el hijo asesinó a su madre y, en otro, un sujeto mató a su suegra. Otros dos casos fueron: un linchamiento y un infanticidio.

Otras formas de violencia

Los delitos contra la propiedad alcanzaron incidencia importante en Carabobo. Se contabilizaron 45 casos de robo a ciudadanos quienes fueron sometidos por integrantes de pandillas o delincuentes comunes. El 65,9 % de los hechos se registraron en vía pública mientras que la mayoría de los victimarios (53.8%) tenía edades comprendidas entre los 15 y 25 años, y eran de sexo masculino en el 95,5% de los reportes.

Los secuestros también figuran entre los delitos conocidos por la sociedad durante el año 2021 en el análisis del OVV Carabobo. Este flagelo dejó al menos siete víctimas, entre ellos, un niño que logró escapar de sus captores, un comerciante que fue liberado luego de pagar una gran cantidad de dinero, una mujer y sus dos hijos adolescentes, y dos comerciantes, quienes fueron rescatados en operativos conjuntos del Cicpc y el Comando Antiextorsión y Secuestro de la Guardia Nacional.

La violencia intrafamiliar, además de los femicidios, dio cuenta en 2021 de 29 víctimas de agresiones dentro de sus hogares. En el 73,9% de los casos relacionados con violencia de género, la mujer fue agredida por su pareja o ex pareja, en el 17,39% el agresor fue un pariente consanguíneo (hijo, hermano, padre o madre) y en el 8,7% el agresor fue otro miembro de la familia.

La violencia sexual contra niños, niñas, adolescentes y jóvenes se manifestó en 23 víctimas de violación en Carabobo, de las que el 46,67 % son niñas con edades entre los 5 y 11 años, el 40% adolescentes de 12 a 15 años, y el 13.33% restante obedece a dos jóvenes de 18 años.

En la mayoría de los casos fueron abusados por un miembro del entorno familiar; padre biológico, padrastro, abuelos, tíos, primos o hermanos.

Para el OVV Carabobo es de suma importancia el contenido del informe regional, por cuanto visibiliza el flagelo de la violencia en la entidad además de ser material de apoyo  para el abordaje y la toma de decisiones en cuanto a políticas de prevención y diseño de soluciones para la situación de violencia existente en el estado.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.