Pacientes renales no pueden dializarse. (Foto Cortesía)

Los pacientes renales ya cumplieron un mes intentando que los incluyan en la lista de priorizados para abastecer sus vehículos de gasolina. Hasta ahora han hecho todo lo que está a su alcance para lograr su objetivo, pero no ha sido posible.

Ninguno puede estar haciendo cola durante dos o tres días, pues requieren ser dializados cuatro horas al día, tres veces a la semana.

Por decisión del gobernador Rafael Lacava se estableció la Ruta del Riñón, que consiste en el suministro de transporte para pacientes renales que deban ser dializados. Las alcaldías de San Diego, Guacara y Los Guayos establecieron un servicio similar.

De acuerdo a lo indicado por Mario De Sousa, paciente renal, el problema radica en que hay 800 personas con esta condición y la gobernación solo dispuso de dos autobuses para el traslado. Aún con las rutas establecidas por las alcaldías antes señaladas, un buen número de pacientes se queda sin poder utilizar este servicio.

Listado a la deriva

De Sousa explicó que en vista de esta situación, hizo reuniones con pacientes de los siete centros de unidades de diálisis que funcionan en la gran Valencia y se determinó que 300 de ellos necesitan gasolina para poder movilizarse.

Las reuniones las organizó luego que así se lo sugiriera un capitán que se encarga de la custodia de la cola en la bomba de la redoma de Guaparo. Sin embargo cuando fue a entregar la lista, no se la quisieron recibir ni en el Fuerte Paramacay, ni los oficiales encargados de la custodia de la estación de servicio Guaparo, un capitán de apellido Morales y un coronel de apellido Rodríguez Díaz.

De Sousa indicó que hay un vehículo que hace el transporte a las enfermeras y médicos de uno de los centros de unidad de diálisis. A petición de los pacientes, el coronel Rodríguez Díaz accedió a equiparlo en dos oportunidades. Pero ahora ya no quiere permitirlo y este personal quedó sin el transporte.

Para que los puedan dializar tres veces a la semana, algunos pacientes renales se turnan para trasladar tanto a los médicos como a los enfermeros, pero les sale muy caro porque tienen que pagar la gasolina en dólares.

Los pacientes renales piden a las autoridades que se den cuenta de su situación y accedan a permitir abastecer sus vehículos con gasolina, por lo menos dos veces al mes, pues solo la utilizarán para ir a los centros de diálisis.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.