Toma aérea en el lugar de los hechos, donde el padre se dio cuenta que sus hijos habían fallecido (Foto: Captura de pantalla de YouTube)

Un par de gemelos de tan solo un año de edad fueron hallados muertos. Los menores se encontraban dentro de un auto en el barrio Bronx, Nueva York, con espuma en la boca y sin signos vitales, luego de que su padre los dejara ahí encerrados por alrededor de ocho horas.

Este viernes, los mellizos fueron encontrados sin vida en la parte trasera de un Honda Accord, de acuerdo con fuentes policiales citadas por The Post.

El automóvil se encontraba hirviendo por el sofocante calor, lo que habría deshidratado a los pequeños dejados ahí a su suerte por el padre de 37 años de edad.

El nombre del sujeto no fue revelado de inmediato por la policía local, pero se trata de Juan Rodríguez, un trabajador social de la Administración de Veteranos, y ahora está bajo custodia, de acuerdo con el Departamento de Policía de Nueva York.

Eran las ocho de la mañana locales de este viernes, cuando el sujeto estacionó su Accord en la calle de West Kingsbridge Road y Kingsbridge Terrace con los bebés, un niño y una niña de nombre Phoenix y Martiza, respectivamente.

Rodríguez bajó del auto y se fue a trabajar al cercano hospital James J. Peters de la Administración de Veteranos en Kingsbridge, donde dejó encerrados a los pequeños dentro del carro.

El hombre señalado, dijo a la policía que regresó al auto a las 16 horas y solo se cercioró de que sus hijos estuvieran en el auto para disponerse a conducir, dijo la policía.

De pronto, la NYPD recibió una llamada de una persona que escuchó los gritos del padre en plena carretera, dijo la fuente al citado medio. Cuando los policías llegaron al lugar donde se encontraba el auto, corroboraron la muerte de los mellizos.

La madre de los niños estuvo hablando con la policía en la 52 comisaría de Precinct, donde estaba retenido el descuidado esposo. Hasta la tarde del viernes, aún no había sido acusado, dijeron las fuentes.

“Es impactante”, comentó a The Post un vecino que dijo llamarse Leonard P, de 27 años, mientras pasaba por el lugar. “Sé que hay dos angelitos en el cielo esta noche. Espero que tengan un hermoso entierro. Pero, ¿el papá? Ciérrenle el cul…”.

Leer más: https://www.infobae.com




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.