Periodista de Carabobo celebran su día (Foto cortesía)

Con el símil de la oratoria y la oración, el padre Javier Sánchez recordó a los periodistas en su día la misión de llevar a través de la palabra mensajes de amor y de aliento; también a entregarse con pasión; “porque de lo que se habla es lo que se tiene en el corazón”.

Fue parte de la homilía que ofreció el párroco, en ocasión del Día del Periodista en la tradicional misa de acción de gracias en el Santuario de Hogares Crea de Venezuela, ubicado frente a la Villa Olímpica de Naguanagua.

El prebístero hizo énfasis en que el compromiso de los periodistas es comunicar tanto lo bueno como lo malo para que la sociedad esté al tanto para buscar soluciones. “A través de la oratoria vienen a ser transmisores del mensaje de Dios”. Así, instó a los profesionales de la comunicación social a hacer buen uso de la oratoria para entregarnos, para dar, sobre todo, amor. En esta medida, seremos más felices; “porque la felicidad viene de ese compartir; mientras más damos somos felices”.

Y nada más poderoso que transmitir esa felicidad a través del saludar con el beso; de contagiar alegría con el compartir. El prebístero al retomar el símil de la oratoria y la oración, emplazó a los periodistas a rescatar el sentimiento del amor y la solidaridad, con el buen uso de la palabra.

En la eucaristía estuvieron presentes los miembros de la directiva del Colegio de Periodistas seccional Carabobo, encabezado por Ruth Lara Castillo, Ricardo Graffé, Yelitza Lugo, entre otros miembros, como también de la presencia del Alcalde de Valencia, Alejandro Marvez y el de Naguanagua, Gustavo Rodríguez, además de un nutrido grupo de colegas y comunicadores sociales de la región que acudieron a la cita religiosa, que todos los años se congregan para recibir la santa palabra.

Esta ocasión fue propicia para que monseñor Sánchez centrara la homilía en el mensaje del amor y la fraternidad que debe existir entre todos los ciudadanos del mundo, en ese enlace con la importante labor del comunicador social, como agente multiplicador para que la palabra de Dios tenga eco positivo en las personas para no decaer, sino más bien para levantarnos entre sí; “Eso lo hace el poder de la palabra, de la oración, de la oratoria”.

Luego, de culminada la misa, los profesionales de la comunicación social se trasladaron a la plaza de los Periodistas para las ofrendas florales ante el busto de Enrique Bernardo Núñez, en la Plaza del Periodista, ubicada en la avenida Paseo Cabriales con Cedeño.

El maestro de ceremonia Randolfo Blanco y la Oradora de Orden, Dayrí Blanco.

A las 3:00 de la tarde será la entrega del Premio Francisco J. Ávila en el Salón Centenario del Colegio de Abogados del estado Carabobo, evento en el cual será reconocida la labor y trayectoria de una decena de periodistas.

En la entrega del Premio Francisco J. Ávila, la maestra de ceremonia será Georgett Isaac mientras que el Orador de Orden será Humberto Torres.

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.