COMPARTE

“Yo le dije que no saliera, pero él quiso salir. No podía detenerlo. Eso es lo que él quería” expresaba con el dolor reflejado en el rostro y la voz quebrada el padre de Miguel Castillo, quien murió el pasado miércoles en Las Mercedes, por la brutal represión que recibió por funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana.

Mientras su hijo era homenajeado el padre de Castillo expresaba su sentir ante un hecho de represión que no ha pasado desapercibido, porque es uno más de los 35 que han perdido la vida a manos de colectivos, PNB y GNB. 

Este viernes embajadas y consulados venezolanos alrededor del mundo amanecieron con cruces y lapidas con los nombres de los caídos en señal de protesta por todo lo ocurrido, y por las irregularidades que el gobierno madurista desarrolla, como es el caso de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC).




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.