Foto: (Andrés Galindo)
COMPARTE

En las inmediaciones del barrio Bella Vista se inició una persecución con balacera por parte de policías de Carabobo contra presuntos de antisociales, pero cayeron abatidos dos transeúntes vecinos de la zona, entre ellos un pequeño de solo dos años.

Según vecinos, los muertos respondían a los nombres de Albert Martínez (22) y su hijo Deninson Martínez (2). Ambos circulaban por la zona, donde sorpesivamente inició el tiroteo y la persecución de los presuntos antisociales, quienes se trasladaban en una moto Horse.

Martínez y su hijo también viajaban en una moto, contó una testigo. Luishelen Moreno estaba en la avenida principal del barrio El Combate, y hasta saludó al niño de dos años, quien desde la moto junto a su padre alcanzó a decirle: “Te amo Chela”.

Los testigos esperaban en el módulo la entrega del cuerpo del niño.
Foto: (Andrés Galindo)

Allí inició el episodio violento. Todos corrieron hasta la calle principal, adyacente al colegio Regino Peña. El lugar se encontraba abarrotado de gente porque se realizaba una jornada del Carnet de la Patria. Las personas trataban de escapar de las balas producto de la persecución de los funcionarios policiales a un motorizado, que llevaba a un compañero.

Padre e hijo corrieron en la moto, pero fueron localizados sin vida en una vivienda donde les alcanzaron los tiros. Según algunos vecinos, Albert solo resultó herido, pero luego se enteraron de que estaba en la morgue. La persecusión y muerte concluyó en el barrio El Arenal.

Yuri Zepeda, compadre de Martínez, quien también se encontraba en las adyacencias del dispensario del módulo del barrio Canaima, dijo que Albert era un pescadero quien tenía su punto de venta al lado del colegio Fe y Alegría de la zona y que era una persona correcta.

El cadáver de Albert Martínez fue llevado por funcionarios del Cicpc a la morgue de Valencia. El cuerpo sin vida del pequeño se mantenía en el módulo Canaima, donde habría sido trasladado por los policías en el Ford K en el cual desarrollaron el operativo que dejó este saldo.

En el Módulo Canaima había confusión, tristeza y desconcierto. Los vecinos se mantenían a la espera de la entrega del cuerpo del pequeño.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.