(Foto Leonardo Ortega)
COMPARTE

Se acerca la celebración del nacimiento del Niño Dios. Por tradición es una fecha para compartir y regalar  a los más pequeños de la casa juguetes. Muchos son los padres que recorrer las tiendas en busca de muñecas, carros, bicicletas o los que se ponen de moda según los anuncios publicitarios, para poder complacer a sus hijos y familiares, aunque los ingresos de los hogares en la mayoría de los casos solo permiten comprar regalos a los hijos y los nietos.

Los juguetes en una vitrina llenaba de ilusión a la hija de Olivia Coronel, quien miraba las muñecas y decía “mami me gusta esta”. La Bratz cuesta 26.055 bolívares y trae un cambio de ropa. Para Coronel, es un precio que no puede pagar.

La dama expresó con tristeza que está intentando comprarle un regalo a su niña de seis años. Espera conseguir alguna imitación de las marcas más conocidas que le guste a la pequeña y que además tenga un valor solidario.

Olivia Colmenares y su hija observando los precios de los juguetes en las vitrinas. (Foto: Leonardo Ortega)
Olivia Coronel y su hija observando precios de los juguetes en las vitrinas. (Foto: Leonardo Ortega)

Enrique Mota, trabajador de la tienda Maiso, detalló que en años anteriores los juguetes llegaban hasta el segundo piso del local que ahora está vacío y a oscuras, sólo habilitaron la parte lateral del local para exhibir los pocos juguetes que recibieron este año, el resto del lugar hay ropa.

Mota recuerda que los cuatro días anteriores al 24 de diciembre, la tienda estaba repleta de personas que compraban obsequios para sus hijos, sobrinos y ahijados. En esta ocasión y por la poca oferta de juguetes, esperan menos cantidad de clientes.

Aníbal Pérez está buscando el regalo para sus dos hijos, andaba con el menor que quiere un robot Optimus de la película Transformrs que vio en una tienda del centro de Valencia. El juguete tiene el costo de 20 mil bolívares.

Para Pérez un robot en ese precio es costoso. “Solo mueve los brazos y lo pies, es increíble lo caro de un juguete tan simple”.

En la tienda Maiso, un perro de juguete que camina, ladra y también ronca mientras duerme, a 49 mil bolívares, una pista de carreras con dos carros pequeños 57 mil bolívares, y un vehículo de juguete tamaño mediano en nueve mil 200 bolívares.

A pesar de la situación económica, los padres hacen el esfuerzo de complacer a sus hijos para Navidad. La vendedora Rubexy Morales, comentó, que en lo que va del mes las ventas de juguetes se han mantenido estables.

En la tienda Balú, diagonal a Mango Bajito ofrecen carros eléctricos para niños en 189 mil bolívares, bicicletas cuatro ruedas en 129 mil bolívares y patinetas dos ruedas en 605 mil bolívares.

Maira Contreras, estaba en su hora libre del trabajo averiguando los precios de los juguetes, aún no sabe qué le regalará a su nieta de tres años en Navidad. Comentó que en la tienda Balú consiguió a Anna y Kristoff de Frozen en 17 mil 390 bolívares, un poco más económicos que en otros lugares, comentó.

Contreras acostumbraba dar un regalo a cada niño de la familia, esta vez solo comprará un obsequio para su nieta.

Compradores evalúan precios en distintas tiendas antes de comprar. (Foto: Leonardo Ortega)
Compradores evalúan precios en distintas tiendas antes de comprar. (Foto: Leonardo Ortega)

Una bebé de juguete que canta, toma tetero y respira se vende a 59 mil 990 bolívares, una muñeca tamaño mediano de Rapunzel en 72 mil bolívares.

Rossana López, está buscando unos carros de juguetes para sus dos hijos, los que consigue son de mala calidad y valen 20 mil bolívares, considera que, por ese precio deberían ofrecer un producto que no vaya a dañarse en poco tiempo.

López seguirá su recorrido por las jugueterías  de  Valencia en los próximos días esperando encontrar mejores artículos y precios accesibles,  “que valgan la pena y a buen precio”.

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.