Carlos Graffe en la entrada de su casa acompañado de familiares. (Foto Dayrí Blanco)
COMPARTE

Dayrí Blanco | @DayriBlanco07

Cuatro meses y dos días. Ese fue el tiempo que los padres de Carlos Graffe tuvieron que esperar para poder abrazar a su hijo en casa. Pero sigue preso. Eso es algo que ellos quieren dejar claro. “La lucha no ha parado, seguimos exigiendo libertad plena”.

Elsa Henríquez sonreía y lo abrazaba. Le parecía mentira. Desde muy temprano los rumores en torno a su traslado comenzaron a rodar y ella, junto a amigos cercanos al dirigente político, se apostaron en la entrada de la 41 Brigada Blindada, donde llegó su hijo a las 9:00 a.m.

Hijo, mándale una nota de voz a tu hermana, le dijo su padre, Oswaldo Graffe. “Ya estoy en casa, nos vemos en Navidad, Te quiero mucho”. Esas palabras bastaron y le llegaron a Colombia a la única integrante de la familia que faltaba para su recibimiento.

Un funcionario de la Policía de Carabobo custodia la residencia en Guaparo, a donde fue trasladado a la la 1:15 p.m. de este miércoles, tras la decisión de la juez sexta en funciones de control militar de la entidad, Luz Mariela Santafé, de otorgarle la medida sustitutiva de libertad de arresto domiciliario, por motivos de salud.

Un funcionario de la Policía de Carabobo custodia la residencia en Guaparo, (Foto Dayrí Blanco)

A Carlos se le vio más delgado y con una barba inusual en él. Estaba sonriente. Tiene una vía en su brazo izquierdo para la administración de los medicamentos que necesita para el tratamiento de la litiasis renal que padece y que requiere de una intervención quirúrgica que estaba programada para finales de julio.

Por ahora Graffe sigue detenido a la espera de la audiencia preliminar en la que su abogado lo defenderá de los delitos de traición a la patria, instigación a la rebelión y sustracción de efectos militares de los que se les acusa, tras su detención el pasado 13 de julio en la avenida Bolívar de Valencia.

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.