Foto: (EFE)
COMPARTE

Los países de la ALBA dieron este lunes un espaldarazo al presidente Nicolás Maduro y arremetieron contra la condición injerencista de la OEA en un acto que tuvo lugar en La Habana, Cuba.

El acto se cumplió en medio de la difícil situación política que se vive en Venezuela, donde las protestas de la oposición derivaron en nuevos disturbios violentos.

Los cancilleres de la Alianza Bolivariana de Nuestros Pueblos (ALBA) emitieron una declaración de apoyo al país y calificaron la actitud del Secretario General de la OEA como de injerencista, ilegal y proimperialista y que promueve la aplicación de la carta democrática.

Rechazamos las agresiones y manipulaciones contra Venezuela, así como los engaños y mentiras que amenazan su soberanía, independencia y estabilidad, señaló la declaración por el organismo emitida tras la reunión del consejo político de la ALBA.

El canciller cubano, Bruno Rodríguez, leyó la declaración final en un acto de solidaridad con Venezuela, que sirvió de clausura y al que asistieron el presidente cubano, Raúl Castro -que no intervino-, y su homólogo venezolano.

“Repudiamos los intentos de la OEA de resucitar contra Venezuela, bajo falsas acusaciones de supuestas amenazas a la paz y estabilidad y bajo criterios politizados y sesgados, los discursos y prácticas injerencistas que en el pasado condujeron a agresiones, invasiones y ocupaciones militares de países y a crueles dictaduras”, afirma la declaración.

Los cancilleres de la ALBA también reconocieron los esfuerzos del pueblo venezolano por conducir un diálogo amplio, inclusivo y constructivo, así como los denodados esfuerzos del gobierno de Maduro por impulsar un diálogo nacional y resolver diferencias.

El Jefe de Estado venezolano pronunció un discurso de casi dos horas en el cual acusó a la OEA de estar marcada por “el dolor, la muerte y la sangre de invasiones y golpes de Estado”.

En 69 años, la historia de la OEA es la historia del bochorno más grande de subordinación de las oligarquías locales de nuestros países a los intereses imperiales, aseveró.

Señaló que frente la división, subordinación y esclavismo de la OEA, la historia de la ALBA (13 años) la caracteriza la fuerza, solidaridad y unión, con demostraciones concretas en el campo de la educación, la salud y la ciencia.

Bajo el abrazo y la sombra de la ALBA se han alfabetizado 4 millones de latinoamericanos y caribeños en los últimos 10 años, resaltó Maduro.

El Alba fue creado el 14 de diciembre de 2004 por los extintos presidentes de Cuba y Venezuela, Fidel Castro y Hugo Chávez, respectivamente.

Recordó en su discurso la historia de agravios de la OEA frente a Gobiernos electos legítimamente en todo el continente y arremetió duramente contra Almagro, por sus intentos de expulsar a Venezuela del organismo.

Frente al presidente Raúl Castro, los cancilleres de la ALBA y organizaciones de masas de Cuba, Maduro aseguró que Venezuela enfrenta un golpe de Estado de partidos de la oposición que sirven intereses imperialistas y que cuentan con el apoyo de la OEA y de EE.UU.

El pueblo se mantiene manifestando

En los últimos días, Venezuela ha vivido manifestaciones violentas, disturbios y enfrentamientos entre chavistas y opositores como consecuencia de la decisión del Tribunal Supremo de Justicia, controlado por el Gobierno, de inhabilitar y asumir las funciones de la Asamblea Nacional, de mayoría opositora.

Esa decisión, que provocó un fuerte rechazo internacional, fue parcialmente revocada horas después, aunque continúan los enfrentamientos en las calles.

Mientras Maduro estaba en La Habana, en Venezuela se repitieron protestas antigubernamentales, que fueron disueltas violentamente por la Policía y se saldaron con más de 200 heridos, según la oposición.

La ALBA es un bloque de concertación política creado en La Habana en 2004 que integran Cuba y Venezuela, países impulsores de la iniciativa, junto a Antigua y Barbuda, Bolivia, Dominica, Ecuador, Nicaragua, Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas, San Cristóbal y Nieves, y Granada. EFE

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.