Pakistán seguirá luchando contra el terrorismo (Foto Archivo).

El Gobierno paquistaní afirmó que busca un mayor control en la frontera compartida con Afganistán para prevenir ataques en territorio afgano, al asegurar que Islamabad posee 975 puestos de control fronterizos frente a los 218 de Kabul, lo que deja sin protección 648 kilómetros de frontera.

“La gestión efectiva de la frontera se mantiene como uno de nuestros principales objetivos para prevenir el terrorismo transfronterizo”, afirmó en una rueda de prensa en Islamabad el portavoz del Ministerio de Exteriores paquistaní, Mohammad Faisal.

El portavoz reveló que Pakistán ofreció su colaboración a Afganistán para aumentar los controles en su frontera, sobre todo en los 648 kilómetros sin protección del sur del país, que son precisamente las áreas donde los talibanes ejercen un mayor control.

Según Faisal, desde 2014 el Ejército paquistaní ha conseguido “despejar 46 mil 378 kilómetros de territorio y eliminado a 17 mil 614 terroristas, asegurando que (los insurgentes) no usan su suelo” para atentar contra ningún otro país.

“Esperamos lo mismo de nuestros vecinos”, subrayó.

Faisal afirmó que el Ejército paquistaní ha logrado eliminar en operaciones aún en curso a miembros de la red Haqqani y los talibanes afganos, que reivindicaron el ataque al Hotel Intercontinental en Kabul y el atentado con bomba en la capital con alrededor de 120 muertos.

Las acciones contra la red Haqqani incluyen “acabar con los campamentos terroristas en Waziristán (noroeste), bloquear la asistencia médica a los terroristas y cortar sus fuentes de financiación”, concluyó el portavoz.

Estas declaraciones se producen después de que esta semana una delegación enviada por el Gobierno afgano mantuviera encuentros de alto nivel en Pakistán, en la que compartieron “evidencias y documentos” sobre los vínculos de los atentados en Kabul con terroristas con base en territorio paquistaní.

Estados Unidos suspendió el pasado 4 de enero el programa de Fondos de Apoyo a la Coalición en Pakistán, que asciende a 900 millones de dólares, hasta que adopte “medidas decisivas” contra grupos como los Haqqani, después de que el presidente, Donald Trump, acusara a Islamabad de “dar refugio a terroristas”.

Washington y Kabul han denunciado durante años que la red Haqqani, una de las principales facciones dentro de los talibanes, se refugia en territorio paquistaní, algo que Islamabad había negado reiteradamente.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.