COMPARTE

El ministro de Exteriores paquistaní, Khawaja Asif, afirmó que no se acaba con 40 años de mentalidad yihadista creada por el Estado en dos años, tras las críticas del presidente estadounidense, Donald Trump, al país asiático.

Los insurgentes han formado parte de nuestros valores durante los últimos 40 años. Si pensáis que lo que ha estado incrustado durante 40 años se puede eliminar en dos o tres años, no es posible, dijo Asif en una rueda de prensa en Islamabad poco antes de iniciar un viaje oficial a China.

El ministro señaló que la mentalidad yihadista fue creada a nivel estatal durante la guerra afgano-soviética de los años 80, en la que Pakistán entrenó en su territorio a los mujahidines afganos que derrotaron al gigante ruso con financiación de EE.UU. y Arabia Saudí.

“Ahora estamos dando la vuelta a la situación. Hemos diagnosticado el problema y el tratamiento está en marcha”, sostuvo el político, que añadió que es necesario un cambio total de la cultura.

Como ejemplo, indicó que durante las fiestas del Eid al Adha o fiesta del sacrificio el Gobierno paquistaní pidió a la ciudadanía que no hiciese donaciones a grupos extremistas prohibidos, que a pesar de ello operan con libertad en el país.

Asif realizó estas declaraciones poco antes de embarcarse en un viaje oficial a Pekín, donde se reunirá mañana con el ministro de Exteriores chino, Wang Yi, para tratar la nueva política afgana de Trump, quien acusó a Pakistán de dar cobijo a grupos terroristas y advirtió de consecuencias si no cambia.

Tras el anuncio de Trump, Pakistán canceló varias visitas oficiales con Estados Unidos, entre ellas un viaje de Asif a Washington.

El ministro pidió a Estados Unidos respeto y un trato digno, y advirtió de que se están produciendo cambios sísmicos con nuevas alianzas y políticas.

Pakistán comenzó en junio de 2014 una serie de operaciones militares que continúan en la actualidad en las zonas tribales que han reducido de forma significativa el terrorismo en su territorio.

Kabul y Washington continúan acusando a Islamabad de supuestamente dar refugio a grupos insurgentes en su territorio, como la facción de los talibanes red Haqqani, que atentan contra tropas afganas y estadounidenses.

A esas acusaciones se sumaron los países del bloque BRICS (Brasil, Rusia, la India, China y Sudáfrica) con una declaración al final de su reciente cumbre en la ciudad China de Xiamen en la que expresaron su preocupación por la violencia provocada en la región por grupos insurgentes establecidos en suelo paquistaní.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.