Foto referencial
COMPARTE

Una semana de éxito para el Gobierno. Varias panaderías quedaron sin materia prima luego del operativo de la Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos (Sundde) en Carabobo, para reducir las largas colas en las panaderías que demuestran la crisis economías el país.

Las inspecciones fueron diarias, comentó Rebeca Hernández, vendedora en una panadería. El Sundde llegó con la lista de precios definida y supervisó que se vendiera la mayor cantidad de pan durante el día. Los esfuerzos de los dueños y trabajadores de los negocios por alargar la materia prima fue en vano.

“Estuvieron aquí todos los días por una semana entera, ahora que no tenemos materia prima no han venido a ofrecernos soluciones” detalló Hernández. Los anaqueles de la panadería donde la joven trabaja quedaron para ofrecer golosinas y refrescos, mientras que su principal rubro -el pan- ya  no se encuentra.

Manuel Guerrero, dueño de una panadería, detalló que el Gobierno quiere que vendan pan sin tener harina. En su negocio la disminución de la materia prima ha sido de 80 por ciento. Anteriormente solicitaba 120 sacos de harina mensual, ahora recibe 20 sacos.

Desde Enero de 2017 inició con los planes para rendir la harina. La panadería sobrevive por el resto de los productos que ofrecen, ya el pan no es negocio. Cuando tiene materia prima, igualmente las ventas se mantienen bajas, el poder adquisitivo del venezolano ha disminuido y no le permite comprar como antes, relató Guerrero.

En otra panadería, Luis Fernández, dueño, expresó que el Sundde plantea precios regulados para el pan, pero los ingredientes deben conseguirlo a elevados costos. Muchas veces la materia prima que compran es con sobreprecio, por lo cual el ajuste representa una pérdida para el sector.

En el tabulador de precios impuesto por el Gobierno, el pan canilla de 180 gramos cuesta 250 bolívares, mientras que el pan campesino de 335 gramos vale 600 bolívares. Fernández detalló que para ambos panes se utilizan los mismos ingredientes, y la diferencia de gramos no se relaciona con la diferencia de precios, algo que le llamó la atención. Duda que los funcionarios del chaleco beige respondieron con: son ordenes de Caracas.

En la panadería de Luis Fernández, la disminución de la materia prima ha sido de 75 por ciento.

Los trabajadores de estos locales comentaron que les preocupa la reducción de personal, algo que los dueños no descartan de realizar por los controles impuestos por el Gobierno, la escasez de materia prima y la falta de soluciones para el sector.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.





Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.