El presidente de Panamá, Juan Carlos Varela. (Foto EFE)
COMPARTE

Panamá anunció este sábado que no reconocerá los resultados de la elección para una Asamblea Constituyente en Venezuela, por los vicios en ese proceso y se sumó, junto a México y Colombia, a la gestión de Estados Unidos para terminar la crisis en el país suramericano.

“El Gobierno de la República de Panamá en respaldo a los esfuerzos que realiza la comunidad internacional por defender el orden democrático y la paz social en Venezuela, ha decidido respaldar las medidas tomadas por el Gobierno de los Estados Unidos de América de imponer sanciones a funcionarios venezolanos que impulsan la convocatoria a una Asamblea Constituyente”, señala un comunicado oficial de la Presidencia.

Agrega que, como México y Colombia, actuará en estrecha colaboración con las autoridades norteamericanas e instará a la colaboración interinstitucional de autoridades respectivas para prevenir actos delictivos en el país.

La declaración panameña reitera el llamado a encontrar una salida negociada, al más estricto respeto de los principios democráticos, y a anteponer el bienestar de los venezolanos para detener la violencia en el país, que se ha agravado con el llamado unilateral a una Asamblea Constituyente.

“De darse la misma, la República de Panamá no reconocerá sus resultados, sobre la base de los vicios que ya se identifican en dicho proceso”.

Venezuela vive desde el pasado abril una nueva oleada de protestas contra el Gobierno, que han dejado al menos 108 muertos, ocho de ellos en las últimas 48 horas.

En las elecciones del domingo los venezolanos deberán escoger entre miles de candidatos los más de 500 representantes que redactarían una nueva constitución, y que además tendrán facultades para reordenar el Estado sin que nadie pueda oponerse.

La oposición política no participa en el proceso porque la convocatoria a la Constituyente, hecha por el presidente Nicolás Maduro, no siguió los conductos que establece la actual Carta Magna, como haber consultado antes a los electores por medio de un referendo.

El parlamento venezolano celebró hace quince días un plebiscito que arrojó que más de 7 millones de sus compatriotas se oponen a la convocatoria a una asamblea constituyente.

El jueves, el segundo secretario de la embajada venezolana en Panamá, Gabriel Pérez, anunció que renunció al cargo por su rechazo a la Asamblea Constituyente y alertó que la violencia en el país suramericano va a recrudecerse tras las elecciones de mañana.

“Yo rechazo rotundamente estas elecciones (…). Estoy convencido de que, de darse el domingo esta Constituyente, la violencia, la represión y el enfrentamiento van a aumentar porque todos sabemos la polarización que hay”, explicó Pérez en una rueda de prensa.

Venezuela vive desde abril una oleada de protestas, algunas de las cuales se han tornado violentas y se han saldado con 109 muertos y más de mil detenidos.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.