(Foto Cortesía)

Panamá y Venezuela mantienen constante comunicación en busca de una salida a la crisis bilateral, que el Gobierno de Juan Carlos Varela quiere resolver antes de que entre en vigor la suspensión de las operaciones de las aerolíneas venezolanas en territorio panameño el próximo día 25.

El canciller encargado panameño, Luis Miguel Hincapié, dijo hoy que tras un intento fallido por acercar posiciones en una reunión de alto nivel celebrada en República Dominicana “las conversaciones siguen” a través de “diferentes canales” incluida la Cancillería, pues él mantiene “una comunicación constante” con un alto funcionario venezolano, al que solo identificó como un “vice”.

Panamá quiere “buscar algún tipo de solución rápidamente, porque el 25 de este mes se suspenden los viajes de las aerolíneas venezolanas, entonces ahí se va a perjudicar aún más al pueblo venezolano, que es lo que Panamá no quiere hacer”, afirmó Hincapié.

“Ojalá no se llegue a que se tengan que suspender esas aerolíneas venezolanas”, añadió en declaraciones a los periodistas en el marco de acto oficial.

Recalcó que la suspensión por 90 días prorrogables y desde el próximo 25 de abril de las actividades de transporte de pasajeros y carga de las aerolínea venezolanas es una medida “recíproca”, e insistió en que “los canales siguen abiertos” y la Administración de Varela estaría “dispuesta a conversar lo antes posible si el Gobierno (de Caracas) está dispuesto” también.

El miércoles el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, dijo que estaba dispuesto a reunirse con su homólogo panameño para solucionar los “problemas” bilaterales.

“El presidente Maduro hizo un llamado ayer, vamos a analizar a quién se envía, cómo hacemos el acercamiento, pero de parte de Panamá siempre ha habido el interés de solucionar el problema. Nunca entendimos por qué se tomó esa decisión de romper relaciones comerciales”, dijo Hincapié.

El canciller encargado no descartó que fuera nuevamente el Gobierno dominicano “el puente” de un eventual nuevo encuentro, como lo fue del primero a petición de Caracas, según explicó.

La crisis bilateral estalló el pasado 5 de abril con el retiro de los respectivos embajadores y escaló días después con el anuncio panameño de la suspensión temporal a partir del 25 de abril de las operaciones de las aerolíneas venezolanas.

La génesis de este conflicto está en la publicación el pasado 28 de marzo por parte de Panamá de una lista de venezolanos políticamente expuestos con “alto riesgo” de blanqueo, en la que aparece Maduro.

El gobernante venezolano respondió el 4 de abril suspendiendo por 90 días prorrogables las relaciones comerciales y financieras con altos funcionarios, incluido Varela, y empresas panameñas como Copa Airlines, que dejó de volar a Venezuela el 6 de abril pasado.

Copa era una de las pocas aerolíneas internacionales que seguía operando en Venezuela, donde el control de cambios vigentes desde 2003 limita la repatriación de divisas a las empresas.

Ya el presidente Varela reprochó a Caracas que muchos venezolanos usan la “conectividad aérea” de Panamá para abastecerse de medicinas, alimentos y de otros productos de primera necesidad “que en Venezuela no hay”.

Hincapié sostuvo la afirmación de su Gobierno de que nunca comprendieron la decisión venezolana de romper las relaciones comerciales tras la publicación de la lista panameña de personas venezolanas políticamente expuestas.

Ese listado panameño “lo único” que pide a los agentes financieros es “una mayor diligencia con esas personas, pero no sanciona a nadie. La lista venezolana sí sanciona” a empresas y personas panameñas, afirmó el canciller encargado.

El Gobierno de Panamá dijo hoy a través de un comunicado que tiene interés en normalizar las relaciones comerciales y diplomáticas con Venezuela tras el fallido intento de República Dominicana, donde en una fecha no precisada se reunieron la vicepresidenta y canciller panameña, Isabel De Saint Malo, y el vicepresidente venezolano, Wilmor Castro Soltendo.

La crisis bilateral ocurre después de que Panamá se convirtió en un crítico muy activo del Gobierno de Maduro por la instalación de la Asamblea Nacional Constituyente y el llamado a elecciones presidenciales anticipadas, que el Ejecutivo de Varela no reconoce.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.