El coronavirus se propaga implacable por América Latina, con Brasil y México al frente, marcando nuevos récords diarios de contagios, mientras el mundo mira con preocupación los nuevos brotes que surgen en pleno desconfinamiento.

En Europa, que avanza en su regreso a una cierta normalidad, se registraron más de 2,5 millones de contagios –de ellos más de la mitad en Rusia, Reino Unido, España, Italia y Francia- y 192 mil 158 muertos, según un recuento este sábado de la AFP basado en fuentes oficiales.

El continente europeo sigue siendo el más golpeado por la pandemia aunque es en América Latina donde más avanza en la actualidad.

Con el triste récord de más de 54 mil contagios en un día, Brasil superó el viernes el millón de casos diagnosticados, una marca solo alcanzada anteriormente por Estados Unidos.

El gigante sudamericano, el segundo país más afectado por la epidemia en el mundo, solo por detrás de Estados Unidos, ya ha registrado casi 49 mil fallecidos.

México informó también de una cifra vertiginosa de contagios: más de 5 mil nuevos casos confirmados en las últimas 24 horas, sumando en total más de 170 mil casos, el segundo de la región más castigado por el virus, con más de 20 mil fallecidos.

Reapertura aplazada

En Ciudad de México, donde estaba previsto el lunes que se reabrieran mercados, restaurantes y otros negocios, las autoridades mantuvieron una semana más su cierre.

Chile, por su parte, superó el umbral de las 4 mil muertes y Santiago es la cuarta ciudad con más casos confirmados en el mundo.

Estados Unidos, el país más afectado por la pandemia con más de 119 mil muertes, registró 705 decesos en las últimas 24 horas, su noveno día consecutivo con menos de mil fallecimientos diarios.

Pese al marcado descenso de las cifras diarias en relación a los picos de abril, una veintena de estados han reportado un aumento de casos en los últimos días, y el virus sigue impactando al sur y al oeste del país.

El temor al regreso de la enfermedad también se centra en las protestas antirracistas que han sacudido al país durante semanas y el regreso de los mítines de campaña de Donald Trump, con una gran concentración el sábado en Oklahoma.

Hay que ser “prudentes”

Por su parte, los países europeos siguen superando fases de su desconfinamiento, entre temores a nuevos brotes de la enfermedad.

Los franceses volverán al cine y a practicar deporte de equipo a partir del lunes, aunque los estadios no abrirán hasta el 11 de julio.

Igualmente reabrirán los centros de vacaciones, los casinos y las salas de juegos “respetando las reglas sanitarias estrictas”, señaló el gobierno.

El primer ministro Edouard Philippe insistió sin embargo en que hay que ser “prudentes” para intentar reanudar la actividad “en las mejores condiciones” y descartó la posibilidad de un reconfinamiento en caso de una segunda ola de contagios.

La ciudad italiana de Bérgamo, una de las más enlutadas por la pandemia, el fútbol se ha vuelto el mejor antídoto para superar la tragedia vivida.

El domingo, el partido entre Atalanta y Sassuolo permitirá a esta ciudad mártir dar un paso adelante hacia la normalidad.

“Hay ganas de fútbol, sin olvidar a los que nos han dejado. Entre amigos y conocidos, perdí a 40 personas. El fútbol ayuda, no a olvidar, pero sí a disfrutar un poco”, dice Marino Lazzarini, presidente de la asociación Amigos del Atalanta.

“Fase peligrosa”

Este intento de vuelta a la normalidad, se mezcla con los llamados a la prudencia de los gobiernos.

Las autoridades sanitarias italianas piden “prudencia” tras haber constatado la semana pasada “señales de alerta sobre la transmisión” del coronavirus, en particular en Roma.

La epidemia viral causó oficialmente más de 34 mil 500 muertos en el país transalpino.

Este llamado de las autoridades italianas coincide con la alerta lanzada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) de que el mundo entró en una “fase peligrosa” por el desconfinamiento progresivo y la disminución de las restricciones.

“El virus sigue propagándose rápidamente, y sigue siendo mortal y la mayoría de personas siguen estando expuestas”, advirtió el director general de la institución, Tedros Adhanom Ghebreyesus, precisando que el jueves sus servicios registraron la cifra récord de más 150.000 nuevos casos en un día.

Los estragos de la pandemia, que ha dejado casi 460 mil muertos y cerca de 8,7 millones de casos en todo el mundo, siguen haciendo mella en la economía de los países.

Choque económico

En Perú, el Banco Central pronosticó una caída del PIB de 12,5% este año, por la semiparalización de la economía nacional debido al confinamiento obligatorio decretado en marzo.

El choque económico de la pandemia también habrá provocado un gran retroceso en el empleo de las mujeres, que pierden su trabajo, dimiten o se ven obligadas a ocuparse más de los niños que los hombres.

Y es que las mujeres están más presentes en los empleos precarios o en los sectores especialmente afectados por las medidas de confinamiento implantadas para luchar contra el virus, como la restauración o la hostelería.

© Agence France-Presse




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.