(EFE)

El papa Francisco clamó hoy contra la industria y el contrabando de armas que dijo son “algo escandaloso” en un mundo con tanta gente hambrienta, durante la rueda de prensa a bordo del avión con el que regresaba de su viaje por los países Bálticos.

“Es escandalosa la industria de las armas ante un mundo hambriento”, afirmó Jorge Bergoglio a los periodistas en el avión, entre ellos la enviada de EFE, sobre su denuncia durante la homilía de hoy en Estonia sobre los despliegues de tropas y de armamento de algunos países.

“Los gastos mundiales en armas hoy son escandalosos. Me decían que con lo que se gasta en armas en un mes se podía dar de comer a todos los hambrientos del mundo durante un año. Es terrible. La industria, el comercio, el contrabando de las armas es una de las corrupciones más grandes”, explicó Francisco en la rueda de prensa.

Ante ello, el pontífice argentino habló de que también existe “la lógica de la defensa” y que “defender los países se tiene que tener un razonable ejército de defensa, pero no agresivo y así la defensa es legítima”.

“Es un honor defender a la patria, pero el problema es cuando esta defensa es agresiva y no razonable y se llega a la guerra. Hay guerra de fronteras no solo en Europa, sino también en otros continentes”, explicó volviendo de los países Bálticos que desde hace años mantienen relaciones difíciles con su vecino Rusia.

E insistió que “es razonable y legítimo defender las fronteras” como es legítimo “tener una llave en la puerta para la defensa de la casa”, puso como ejemplo. EFE




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.