El papa Francisco se reunió en privado en el Salón Azul del Palacio de la Moneda durante 25 minutos con la presidenta chilena, Michele Bachelet, quien después le presentó a su madre, que fue torturada durante la dictadura militar.

La reunión era para Bachelet una despedida del pontífice, ya que en marzo tomará posesión de su cargo el nuevo presidente electo de Chile, Sebastían Piñera.

Sentados en dos sillas en una de las salas de “La Moneda”, ambos conversaron en privado durante 25 minutos, confirmó el Vaticano, y después se entregaron los regalos.

Francisco regaló a Bachelet la moneda conmemorativa del viaje que representa a Santa Teresa de los Andes y San Alberto Hurtado.

Al final de la reunión, el papa conoció a la madre de Bachelet, Angela Jería, de 91 años, con quien conversó amistosamente.

Francisco había saludado durante su discurso del 16 de enero ante las autoridades al presidente electo, que ha recibido recientemente el mandato del pueblo chileno de gobernar los destinos del país en los próximos cuatro años.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.