COMPARTE

La organización Human Rights Foundation (HRF) criticó este sábado a un grupo de paracaidistas estadounidenses que se encuentran en Venezuela, en donde están entrenando, entre otros, a los hijastros y sobrinos del presidente de ese país, Nicolás Maduro.

Los paracaidistas y miembros del equipo de atletas Red Bull Amy Chmelecki, Mike Swanson, Jon Devore, Filippo “Ippo” Fabbi y Noah Bahnson se encuentran en Venezuela dando clases de paracaidismo a los familiares del jefe de Estado y de la primera dama de ese país, Cilia Flores, lo que mereció el rechazo de la organización.

El director jurídico de Human Rights Foundation, Javier El-Hage, lamentó en una nota de la organización publicada en su página web que los atletas de Red Bull entrenen a familiares de quienes son responsables de “crímenes de lesa humanidad”.

“Probablemente atraídos por jugosas sumas de dinero y sin consideración alguna por la reputación de su marca o por la grave situación que padecen allí millones de personas, están en Venezuelatrabajando para los familiares de aquellos que hoy son responsables de la represión generalizada y sistemática contra estudiantes demócratas”, manifestó.

La organización, que esta semana dio a conocer a los ganadores del Premio Václav Havel, incluyó en su nota fotografías de los atletas y los familiares de la pareja presidencial, y asegura que entre los alumnos figura una hija del general Hugo Carvajal, quien estuvo al frente de la inteligencia militar venezolana entre los años 2004 y 2008, durante la presidencia de Hugo Chávez.

Carvajal está en la mira de la justicia estadounidense por delitos de narcotráfico relacionados con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y fue detenido en 2014 en la isla de Aruba, territorio holandés, aunque luego las autoridades holandesas los pusieron en libertad.

De acuerdo con la organización, la delegación de atletas Red Bull viajó a Higuerote, en donde Mike Swanson tomó fotos que luego compartió en sus redes sociales, y a la isla Los Roques, en helicópteros del ejército provistos por la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB).

Los atletas, que llegaron el 1 de mayo y permanecerán en el país hasta el día 15, han sido contratados por Skydive Caribbean, compañía de la que son dueños Pedro Trebbau-López y Domingo Guzmán-López, sospechosos ambos de sobornar a funcionarios para obtener millonarios contratos por parte del Gobierno venezolano.

La organización agrega que incluso el avión Cessna que traslada a los deportistas pertenece a Pedro Trebbau-López.

“El mismo día en que varios estudiantes venezolanos han muerto en las manifestaciones contra la dictadura que se están llevando a cabo en todo el país, Swanson y Fabbi publicaron fotografías expresando alegría por su llegada al hangar de Skydive Caribbean en Venezuela”, lamenta HRF en su nota de prensa.

El-Hage señaló que la situación “ilustra de manera perfecta la hipocresía del régimen socialista venezolano”, ya que “con sus fortunas mal habidas, los compinches de la dictadura compran entretenimiento de primer nivel mundial”, y criticó además la “falta de sensibilidad” de los atletas estadounidenses.

Human Rights Foundation dio a conocer el pasado jueves la lista de ganadores de este año de los premios que honran la memoria del expresidente y dramaturgo checo Václav Havel, entre los cuales figuró la revista digital de sátira y humor político venezolano El Chigüire Bipolar, cuyos creadores merecieron el premio a Disidencia Creativa 2017.

Además, fueron galardonados el activista y dramaturgo zimbabuense Silvanos Mudzvov y la poeta y activista bareiní Aayat Alqormozi.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.