COMPARTE

Todo está cerrado. Una pared de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) impide el acceso de la marcha opositora a la Defensoría del Pueblo. La razón: la marcha de este miércoles no fue autorizada por la máxima autoridad regional Miguel Cocchiola, así lo anunció un efectivo a los participantes.

No pueden llegar. Los funcionarios aseguran que hay elementos de violencia en la marcha opositora.

Una comisión compuesta por los diputados Marcos Bozo,  Ángel Álvarez Gil; el alcalde de Naguanagua Alejandro Feo La Cruz, el ex alcalde de San Diego Enzo Escarano y el dirigente de COPEI, Jesús Enrique Gánem accedió a la sede para entregar un documento y exigir al defensor del pueblo, Tarek William Saab, el inicio del proceso de la destitución de los siete magistrados de la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ)

Los manifestantes llegaron a la zona con las manos alzadas, limpias, en demostración que no tienen ninguna tipo de arma. El paso sigue restringido, pero se mantienen en protesta.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.





Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.