(Foto AFP)

El Bundestag (Cámara Baja alemana) aprobó el 22 de enero, en presencia de representantes de la Asamblea Nacional gala, estrechar las relaciones bilaterales con Francia, resaltando que ambos países son el motor de la integración europea.

La moción se aprobó, por mayoría, coincidiendo con el 55 aniversario de la firma del Tratado del Elíseo original, el acuerdo de 1963 con que se establecieron las bases de sus relaciones bilaterales tras la II Guerra Mundial.

El presidente de la Asamblea Nacional francesa, François de Rugy, aseguró al intervenir ante el pleno que “Europa no es sólo una cuestión de la cooperación entre Francia y Alemania”, pero subrayó que la fortaleza del bloque tiene como condición previa la amistad entre ambos países.

El jefe del grupo parlamentario conservador alemán, Volker Kauder, incidió en este punto al argumentar que “Europa es más que la amistad franco-alemana, pero que si ese eje no funciona, “Europa no avanza”.

A juicio de De Rugy, sólo si Berlín y París trabajan juntos se podrá encontrar una solución duradera a la crisis migratoria, a los problemas sociales y económicos, y a las crecientes dudas sobre el proyecto europeo.

El acto -al que asistió también la canciller alemana, Angela Merkel, aunque no intervino- sirvió asimismo para alertar contra el nacionalismo, que azuzó la II Guerra Mundial y se encuentra en ascenso en los últimos años en el continente.

“Tan seguro como el nacionalismo lleva a la guerra, el conformismo lleva a la impotencia”, afirmó De Rugy.

Está previsto que esta tarde se celebre en la Asamblea Nacional francesa una sesión similar, esta vez con presencia de parlamentarios alemanes, con el objetivo de aprobar una moción parecida.

El partido ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD) denunció que no se había contado con su grupo parlamentario en la redacción de la moción, que rechazó ante el pleno.

El objetivo de Berlín y Paría es que a lo largo de este año se actualice el Tratado del Elíseo para profundizar su integración económica, fomentar las relaciones de sus sociedades civiles e impulsar la cooperación en política exterior, defensa, seguridad y desarrollo, así como ratificar su compromiso con el Acuerdo de París frente al cambio climático.

Merkel y el presidente francés, Emmanuel Macron, ya respaldaron ayer esta iniciativa con un mensaje conjunto en el que subrayaron la responsabilidad de ambos países en hacer avanzar a la UE.

“Deseamos una Europa más unida, más eficaz, más protectora y más democrática, que se afiance en el mundo y que defienda sus valores”, afirmó Macron.

La canciller, por su parte, recalcó que este nuevo acuerdo busca unir aún más a los ciudadanos de ambos países, para dar un nuevo impulso a toda Europa, para hacerla aún más fuerte.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.