(Foto referencial)

La Asamblea Nacional  de Nicaragua aceptó hoy la renuncia al cargo de presidente del Consejo Supremo Electoral (CSE), Roberto Rivas, un aliado del mandatario del país, Daniel Ortega, y rostro más visible de las acusaciones de corrupción contra el Gobierno nicaragüense.

En una votación sin sorpresas, ya que estaba acordada entre el Gobierno de Nicaragua y la Organización de Estados Americanos (OEA), los 88 diputados presentes, en su mayoría sandinistas, aprobaron por unanimidad la aceptación de la renuncia.

Rivas presento su renuncia el jueves pasado en medio de críticas, ya que merecía ser destituido desde hace muchos años, según diversos movimientos de oposición.

La oposición lo acusa de beneficiar al Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) en cada proceso electoral desde 2008, y diversas investigaciones periodísticas le señalaron por tener una vida supuestamente opulenta que no correspondía con su salario.

La “caída” de Rivas se da en medio de una crisis sociopolítica que ha dejado al menos 127 muertos y más de un millar de heridos en Nicaragua, por protestas contra Ortega, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Las protestas contra Ortega y su esposa y vicepresidenta, Rosario Murillo, comenzaron el 18 de abril por unas fallidas reformas a la seguridad social y se han convertido en una reclamación que pide su renuncia entre acusaciones de abuso de poder y corrupción.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.