(Foto Archivo)
COMPARTE

El Parlamento venezolano que controla la oposición aprobó este martes un acuerdo en respaldo a la aplicación de la Carta Democrática Interamericana de la Organización de Estados Americanos a Venezuela (OEA), en el que se exhorta a que se apliquen mecanismos que conlleven a la celebración de elecciones.

El acuerdo apoya la aplicación específica del artículo 20 de la Carta Democrática (CDI) que señala que en caso de que en un Estado miembro se produzca “una alteración del orden constitucional que afecte gravemente su orden democrático” otro miembro de la OEA o el secretario general puede convocar al Consejo Permanente.

Esta convocatoria serviría para que ese consejo analice el caso en colectivo y adopte las medidas que estime convenientes.

De ahí que la Asamblea Nacional venezolana (AN) aprobara hoy el “Acuerdo en apoyo a la aplicación del artículo 20 de la CDI como mecanismo para el restablecimiento en paz del orden constitucional en Venezuela”, un documento que fue respaldado solo por la oposición pues el chavismo no se presentó al debate.

En el acuerdo se “considera”, que “el cauce pacífico, constitucionalmente establecido para resolver esta grave crisis política y social” de Venezuela son las elecciones, pero se afirma que “el gobierno nacional se ha revelado contra este último reducto de la institucionalidad”.

Se recuerda en este escrito que el referendo para revocar el mandato de Maduro que fue propuesto e impulsado por la oposición el año pasado fue suspendido por el Poder Electoral y que aún no se han celebrado las elecciones regionales que debieron realizarse el año pasado según la Constitución.

Al presentar el acuerdo, el diputado opositor Luis Florido, presidente de la Comisión Permanente de Política Exterior de la AN, aseguró que “en Venezuela se alteró el orden constitucional” y que por ello se pide la “aplicación” de la Carta Democrática es un mandato que está “por encima de la Constitución”.

Aseguró que la CDI “está activa” por el caso venezolano desde el 23 de junio del año pasado y que con la solicitud de aplicación del artículo 20 “se busca la restitución del orden constitucional infringido” por el Gobierno de Nicolás Maduro.

Pidió un reconocimiento para el secretario general de la OEA, Luis Almagro, “por su lucha, por su tenacidad, por su entrega para con el pueblo venezolano que hoy sufre”.

Reiteró el respaldo de la oposición parlamentaria al informe de 75 páginas dirigido al Consejo Permanente de la OEA que presentó Almagro la semana pasada en el que se pide suspender a Venezuela del organismo como última medida de presión para que Maduro convoque elecciones en los próximos 30 días.

El presidente del Parlamento, Julio Borges, intervino en la sesión para desmentir al chavismo que ha dicho que los opositores que piden la aplicación de la CDI promueven una “intervención extranjera” y por ello los han tachado de “apátridas”.

“No queremos intervenciones extranjeras, no queremos golpe de Estado, quien está fuera de la Constitución se llama Nicolás Maduro y solamente con el voto nosotros podemos lograr que en Venezuela reine la justicia y reine la libertad”, dijo Borges.

El jefe de la Cámara insistió en que la CDI “es precisamente quitarle a los poderosos el secuestro del país y devolverle a los venezolanos lo que corresponde: el poder del voto”.

En el documento aprobado hoy se acordó requerir que el mecanismo impulsado por la CDI asegure, además de elecciones, “la liberación inmediata de todos los presos políticos” y el “establecimiento de un canal humanitario que permita el acceso inmediato de alimentos y medicinas a la población”.

También se pide “respeto a las facultades constitucionales de la AN” y “la autonomía e independencia constitucional en la composición y funcionamiento del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) y del Consejo Nacional Electoral (CNE)”.

Se exhorta a los Gobiernos de los estados parte de la OEA a que respalden la discusión en el Consejo Permanente de la “severa crisis humanitaria e institucional que padece Venezuela y la adopción de medidas efectivas que favorezcan una pronta canalización electoral del conflicto político y social”.

Poco después de la aprobación de este acuerdo, Maduro dijo desde un acto de Gobierno que “ningún imperio de este mundo va a venir a resolver ni a atender los problemas que son exclusiva atención de nosotros los venezolanos”.

También señaló que los que “alientan” la intervención en Venezuela “del imperio norteamericano y las derechas mundiales” son unos “insensatos” y “vendepatria” a los que su Gobierno enfrentará “con la Constitución en la mano”.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.