Más de 15 días sin que llegue una gota de agua tienen los habitantes de las urbanizaciones Parque Valencia y La Isabelica de la parroquia Rafael Urdaneta, en detrimento de los cientos de familia que allí residen.

El gobernador Rafael Lacava anunció el pasado domingo que el agua comenzaría a bombearse para esos sectores a partir del lunes, pero ya es jueves y nada.

Los edificios tenían alguna reserva de agua en los tanques para ya están completamente secos. Los ciudadanos tienen que cargar agua desde comunidades cercanas, lo cual resulta difícil para muchos por lo difícil que está el transporte. Además los camiones cisternas cobran altas sumas de dinero por abastecer a la comunidad.

Los vecinos hacen un nuevo llamado al presidente de Hidrocentro, Jesús Meza, para que entienda que allí residen seres humanos que necesitan del agua para poder subsistir.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.