cierre de RCTV
Foto: Cortesía La Patilla

Es difícil olvidar aquel 27 de mayo de 2007, que hoy hace 16 años sigue doliendo como aquel día y es que, significó el primer, y más duro golpe, a la libertad de expresión en Venezuela, publica La Patilla.

Hugo Chávez anunció ese 28 de diciembre de 2006 que le quitaría la concesión a Radio Caracas Televisión y así lo cumplió. Al año siguiente RCTV no solo era sacado del aire, sino que sus equipos transmisores pasaron a manos del régimen y el dial ahora lo ocuparía Tves, un medio netamente oficialista.

“Pueden ir apagando los equipos, ya está redactada la medida, no se va a tolerar aquí ningún medio de comunicación que esté al servicio del golpismo y en contra del pueblo, de la nación”, sentenció Hugo Chávez en aquella transmisión.

Y así fue como, a las 11:59 pm de aquel domingo, las familias reunidas en sus casas y con el televisor encendido en el canal 2, veían por última vez la programación de un canal pionero en el país, un sentimiento de impotencia era lo que brotaba de los venezolanos.

Actores, periodistas, animadores y trabajadores se reunieron para entonar en una sola voz el Himno Nacional y de esta manera despedirse de los televidentes que los acompañaron desde el otro lado de la pantalla.

A las 12:00 am finalizo la transmisión. La pantalla paso a negro para dar paso al canal adepto de la cúpula chavista.

Aquel fue el primer gran golpe a la libertad de expresión en el país por parte de Hugo Chávez y que continuaría Nicolás Maduro.

Lea la nota completa en La Patilla




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.