(Foto EFE)

El 60 % de los trabajadores bolivianos no tienen motivo que celebrar este martes primero de mayo, Día del Trabajo, ya que las medidas del Gobierno están “destruyendo el empleo digno”, según advirtió hoy la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB).

El presidente de la CEPB, Ronald Nostas, manifestó en un comunicado que las medidas acordadas entre la Central Obrera Boliviana (COB), la mayor agrupación sindical del país, y el Gobierno de Evo Morales, como el aumento salarial sin contar con los empresarios, “están destruyendo el empleo digno”.

El presidente Morales y los dirigentes de la COB acordaron la semana pasada un aumento del 5,5 % al salario básico o de contratación y del 3 % al sueldo mínimo nacional, el equivalente a 296 dólares.

Estos incrementos quedarán fijados en un decreto que firmará Morales mañana 1 de mayo, con motivo del Día del Trabajo.

Nostas señaló que la clave del empleo en Bolivia no solo está en el aspecto salarial, porque con estas medidas se está “buscando la inviabilidad económica de quienes generan fuentes de trabajo y aumentando las barreras para la formalidad y el empleo decente”.

“La celebración del día del trabajador no pasa de ser una mera formalidad”, arguyó.

Además, apuntó que de acuerdo a indicadores referidos al empleo, más del 70 % de los trabajadores bolivianos no tienen seguro, derecho a vacación, a subsidios ni a un aguinaldo, y el 60 % son no asalariados.

“El desempleo urbano llega ya al 4,9 % y empeora entre los jóvenes, que en 2012 presentaban un 5,6 % de desempleo abierto y hoy llegan a 9,1 %”, expresó la CEPB.

Al respecto, subrayó que estas cifras se dan por “decisiones basadas solamente en la demanda de dirigentes privilegiados y por la presión sobre el sector privado”.

“Los incrementos irracionales, los segundos aguinaldos y la generación de condiciones para viabilizar la expropiación de empresas solo se aplican contra el sector privado formal e incluso hay más permisividad en el sector público”, sostuvo Nostas.

El Gobierno también garantizó a la COB que este año se pagará el doble aguinaldo de Navidad, una medida que se otorga a los trabajadores cuando el crecimiento económico supera el 4,5 % entre junio de un año y julio del siguiente.

Otra norma que se espera sea promulgada mañana es una ley que otorga a los trabajadores la reapertura de fábricas declaradas en quiebra o abandonadas por sus propietarios, al margen del empresario.

La pasada semana los empresarios privados se declararon en emergencia tras conocer la determinación de Morales con los dirigentes de la COB, que la calificaron como “arbitraria e irracional”.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.