Foto: AFP
COMPARTE

El brasileño Paulinho, flamante fichaje del FC Barcelona, aseguró este jueves en su presentación oficial como nuevo jugador azulgrana que viene “con mucha confianza” a su nuevo conjunto y dispuesto a jugar “buenos partidos”.

El primer fichaje del club catalán tras la salida de su compatriota Neymar hacia el París SG por un monto récord de 222 millones de euros se mostró feliz y sonriente ante las cámaras.

“Es un momento muy especial en mi vida, en mi carrera, agradezco a todos el esfuerzo que han hecho para traerme”, dijo el jugador acompañado por el presidente del club azulgrana Josep Maria Bartomeu.

“Voy a intentar compensar con buenos partidos, vengo con mucha confianza y voy a hacer un buen trabajo”, añadió el centrocampista brasileño, que llega procedente del Guangzhou chino por 40 millones de euros (46,7 millones de dólares).

El jugador pasó el reconocimiento médico y firmó su contrato por las próximas temporadas este jueves, antes de pronunciar unas breves palabras en compañía de Bartomeu y posar ambos con la camiseta del jugador, que lucirá el número 15.

Paulinho, internacional con la selección brasileña, con la que se reunirá a finales de agosto para disputar los partidos de clasificación para el Mundial ante Ecuador y Colombia, es un centrocampista que destaca por su poderío físico, que parece alejado del juego de toque barcelonista.

Encajar en el estilo Barça

“Creo que me puedo adaptar al estilo, considero que todos los esfuerzos que se han hecho para estar en el Barça es porque puedo jugar aquí. El equipo tiene un ADN, un estilo y estoy convencido de que puedo encajar en este estilo”, aseguró el jugador en rueda de prensa.

Su fichaje es el tercero de la temporada para el Barcelona tras los de Gerard Deulofeu y el portugués Nelson Semedo, pero está lejos de ilusionar a los aficionados azulgranas, que soñaban con otro tipo de centrocampista de más toque que el rocoso Paulinho, especialmente tras la salida de Neymar, aunque el jugador se muestra convencido de poder aguantar la presión.

“Durante toda mi vida he pensado que los retos hay que afrontarlos con valentía. No me gusta hablar, me gusta demostrarlo en el campo. Estoy preparado para esto, por eso he aceptado venir. Mi sueño es jugar en el Barcelona y ya he vivido la presión en otros clubes”, añadió el centrocampista brasileño.

Preguntado sobre cómo ve su encaje en el terreno de juego, el jugador no dudo en afirmar que “mis virtudes y cualidades se han ido demostrando durante mi trayectoria, en algunos partidos ayudo en defensa, pero tengo que decir en mi carrera siempre he jugado más avanzado, me gusta jugar en el área”.

“Pero, ayudaré donde haga falta”, añadió un jugador que atendió a la prensa con semblante serio y hablar pausado.

Jugador con experiencia

“Buscábamos un jugador que fuera capaz de jugar en las tres posiciones del mediocampo, que nos diera cosas en situaciones malas del equipo y que tuviera experiencia”, explicó el secretario técnico azulgrana, Robert Fernández.

“Viene de competir con la selección y eso habla de su calidad. Es cierto que hemos hablado de la posibilidad de incorporar a otros jugadores, pero Paulinho siempre ha estado en esa lista”, recordó Fernández.

Paulinho no tuvo ninguna duda al afirmar que tomar la decisión de fichar por el Barcelona, un equipo con más competencia para jugar que el Guangzhou chino, fue fácil.

“El Barça es un sueño”, aseguró Paulinho, quien, según el vicepresidente deportivo del Barcelona, Jordi Mestre, “hizo un esfuerzo importante con su ficha para venir al club”.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.