COMPARTE

A pesar de los miles de problemas que confronta el país, a pesar de la discordia y de las divisiones que un gobierno sectario ha tristemente provocado en la sociedad, una vez más el ambiente navideño hace el milagro y nos lleva a revivir las emocionantes  y sugestivas sensaciones del cumpleaño del Niño Jesús! Y ese milagro que se repite en forma ininterrumpida desde aquel dia en que nació un niño en Belén para salvar el mundo, se renueva como encanto todos los años, con distintos matices pero con el mismo y profundo sentido de amor entre los hombres, para revivir esa emoción inmensa de la presencia de Jesús en nuestra vida cotidiana.

Y frente a esa maravillosa realidad que todo el mundo, creyente o no, vive y percibe en las fibras más intimas de su alma, nos sentimos más disponibile con nuestro prójimo, con ánimo de comprenderlo y de perdonarlo.  Con la esperanza entonces de que esa predisposición positiva no se limite a esa semana navideña sino que se extienda en el tiempo, quiero aprovechar para mandar un sincero augurio-

Paz y Feliz Navidad a nosotros mismos para que podamos tomar conciencia de que solamente si tenemos paz interior podemos irradiarla a los que nos rodean. Paz y Feliz Navidad a nuestros seres queridos para que, iluminados por el Espíritu Santo y a través del compromiso del perdón y de la comprensión recíproca, puedan disfrutar a plenitud de la intimidad familiar. Paz y Feliz Navidad para los millones de niños desemparados y olvidados por este  gobierno con la esperanza de que todos podamos tomar conciencia, en virtud de esa famosa parábola evangélica, de que cualquier cosa que hagamos en favor de esa pobre gente, la habremos hecho a ÉL.

   Paz y Feliz Navidad para ese país afligido por unas contiendas sociales como nunca había tenido y donde desde hace 18 años hay un gobierno que discrimina a su pueblo entre los que están con él y los que democráticamente lo adversan, creando con esa actitud odio y violencia.  Paz y Feliz Navidad a Venezuela entera con la esperanza de que ese Espíritu navideño que embarga a todos los hombre de buena voluntad, constituya un impulso para iniciar un proceso de renovación y de cambio que el país tanto necesita. Paz y Feliz Navidad  a todas las familias de Venezuela, a esas desastradas familias olvidadas por el gobierno pero esencia y nucleo primario de nuestra sociedad para que sepan transformarse en verdaderas palestras donde los hijos aprendan a discernir el bien del mal.  En fin Paz y Feliz Navidad  tambien al presidente con la esperanza de que, inspirado por divina luz, comprenda finalmente  que la única manera para que Venezuela pueda caminar, es a traves de la participación activa de toda la colectividad, tanto de esa exigua minoría que, por interés o por carencia de hombría todavía lo apoya, como  de esa aplastante mayoría que disiente, sin marginar a nadie, sin injuriar a nadie, anteponiendo Venezuela al interes político.

Yo soy la vida, yo soy el camino,  yo soy la esperanza. Ese es el verdadero- espíritu de la Navidad que, superando esa coraza de egoísmo, de individualismo, de mezquindad y de diferencias políticas, nos haga sentir bien en una plena y  evangélica  realización del hombre. Feliz navidad y feliz año nuevo Venezuela!

 

 

 

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.