El presidente de México, Enrique Peña Nieto. (EFE)
COMPARTE

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, regresó hoy al estado de Oaxaca (sur) y aseguró que el Gobierno no se retirará de las regiones afectadas por el sismo del 7 de septiembre hasta que se restablezca la normalidad.

“Los habitantes de Oaxaca y Chiapas no están solos; los acompañaremos hasta que la vida regrese a la normalidad y no nos iremos hasta que eso ocurra”, dijo Peña Nieto en un recorrido por el municipio de Santa María Xadani, uno de los más afectados.

El mandatario además garantizó la alimentación diaria a los damnificados en ambas entidades.

En el sureño estado de Oaxaca, donde el movimiento telúrico de magnitud 8,2 en la escala de Richter ha dejado 78 víctimas mortales y graves daños en infraestructura, se calcula que hay al menos 12.000 viviendas afectadas y unos 800.000 damnificados.

Y en el suroriental estado de Chiapas se registran 16 muertes por el sismo, hay 50.582 viviendas dañadas y el número de damnificados es de 1,5 millones. Otros cuatro fallecidos corresponden al estado de Tabasco (sureste).

Peña Nieto pidió que la sociedad mexicana “siente como familia suya a Oaxaca y a Chiapas” y solicitó a los medios de comunicación que “recojan los testimonios, las necesidades que hay entre la población”.

A la población pidió estar alerta para no dejar que “nadie venga a lucrar con la urgencia y condición trágica que vive Oaxaca”.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.