(Foto EFE)
COMPARTE

El vicepresidente electo de EE.UU., el republicano Mike Pence, aseguró este domingo que la controvertida llamada que el pasado viernes hizo la mandataria de Taiwán, Tsai Ing-wen, al presidente electo de su país, Donald Trump, solo fue de cortesía.

La conversación de Trump con Tsai, primer contacto a ese nivel desde que Washington rompiera sus relaciones diplomáticas con Taipei en 1979, “no fue más que aceptar una llamada de cortesía”, declaró Pence al programa “This Week”, de la cadena televisiva ABC News.

Me cuesta un poco -arguyó- comprender que el presidente Obama pueda contactar con un dictador asesino en Cuba en el último año y sea considerado un héroe (…), y que el presidente electo Donald Trump acepte una llamada de cortesía de la líder democráticamente elegida de Taiwán y eso se convierta en una controversia”.

Con ese comentario, el vicepresidente electo comparó la charla de Trump y Tsai con los contactos que el presidente saliente de EE.UU., Barack Obama, ha mantenido con su colega cubano, Raúl Castro, como parte del proceso de normalización de las relaciones bilaterales.

Preguntado por si el Gobierno de Trump continuará con la idea de “una China” que ha marcado la política exterior estadounidense desde 1979, Pence respondió: “Nos ocuparemos de la política después del 20 de enero”, cuando tanto él como el magnate jurarán sus cargos.

El vicepresidente electo reiteró, como ya hizo el propio multimillonario neoyorquino, que la presidenta taiwanesa llamó a Trump para “ofrecer felicitaciones, como han hecho líderes de todo el mundo”, por su victoria en las elecciones del pasado 8 de noviembre, en las que derrotó a la demócrata Hillary Clinton.

La llamada de la mandataria taiwanesa rompió casi cuatro décadas de sensible política exterior de Estados Unidos hacia China.

El contacto telefónico entre Trump y Tsai obligó a la Casa Blanca a salir al paso para recordar que el único Gobierno chino al que reconoce Washington desde 1979 es el de Pekín.

“Seguimos firmemente comprometidos con nuestra política de ‘una sola China'”, afirmó en un comunicado el portavoz del Consejo de Seguridad Nacional (NSC) de la Casa Blanca, Ned Price, el pasado viernes.

Los expertos en política exterior sostienen que la llamada podría alterar las relaciones entre Estados Unidos y China, ya que el gigante asiático considera a la isla de Taiwán como una provincia “rebelde” y parte del territorio bajo su soberanía.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.





Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.