El periodista chileno Alberto Gamboa Soto. (Cortesía)
COMPARTE

El periodista chileno Alberto Gamboa Soto, torturado y confinado en un campo de concentración por el dictador Augusto Pinochet, fue galardonado hoy con el Premio Nacional de Periodismo.

“Premio Nacional de Periodismo 2017: Alberto ‘Gato’ Gamboa ¡Felicitaciones!”, escribió el Ministerio de Educación en su cuenta oficial de Twitter.

Según el jurado, que presidió la ministra de Educación, Adriana Delpiano, el galardón reconoce en Gamboa “su vasta experiencia en el periodismo, que ha dejado un legado de la narrativa popular, dando importancia a quienes eran marginados de la agenda noticiosa”.

De 96 años y conocido como “Gato”, Alberto Gamboa fue uno de fundadores del Colegio de Periodistas de Chile y del Círculo de Periodistas Deportivos -que presidió de 1950 a 1960- y durante su vida ha sido editor y director de diversos periódicos.

Alumno del Instituto Pedagógico de la Universidad de Chile, donde estudió Historia y Geografía, Gamboa empezó su carrera a los 17 años, como reportero deportivo del diario La Opinión”.

Trabajó en la revista Ercilla, en Última Hora, periódico que llegó a dirigir, y en La Gaceta.

Dirigió el diario Clarín, que trastocó el lenguaje periodístico clásico en uno popular, desde principios de los años sesenta hasta septiembre de 1973, cuando siendo el de mayor tirada en Chile, con 150.000 ejemplares de venta diaria en promedio, fue requisado y cerrado por la dictadura de Pinochet (1974-1990).

Durante la Unidad Popular, la coalición izquierda que llevó a la Presidencia de la República a Salvador Allende, convirtió a Clarín, cuyo lema era “Firme junto al pueblo”, en un defensor del experimento socialista que encabezó el mandatario entre 1970 y 1973.

Gamboa fue detenido, torturado y confinado en un campo de prisioneros situado en el antiguo yacimiento salitrero “Chacabuco”, en pleno desierto de Atacama, experiencia que después contaría en su libro testimonial “Un viaje por el infierno” (1984), en el que señaló que “los milicos nos trataban a patada limpia; un trato muy duro”.

Cuando salió libre, en 1976, Gamboa desempeñó varios oficios para sobrevivir. Fue jornalero en la construcción de un tramo del Metro de Santiago, donde su misión consistía en acarrear materiales en una carretilla tirada a mano.

El periodista Emilio Filippi, director de la desaparecida revista “Hoy”, lo rescató otra vez para el periodismo.

Posteriormente dirigió el periódico Fortín Mapocho, estaría en los inicios de La Cuarta y de La Época, diario en el que fue jefe de Deportes. También fue subdirector de La Nación.

El 6 de octubre de 1988 escribió en Fortín Mapocho uno de los más célebres titulares en la historia del periodismo chileno: “Corrió solo y llegó segundo”, en alusión al plebiscito en el que el día anterior los chilenos dijeron “No” a Pinochet en su afán de eternizarse en el poder.

Gamboa, que ha participado en diversos documentales, recibió durante su carrera profesional varias distinciones por su aporte al periodismo nacional, como el “Premio a la Trayectoria Periodística” del Colegio de Periodistas, y el Premio Bicentenario de Periodismo 2012, entre otros.

Ha sido miembro de jurados periodísticos, es autor de numerosos libros y ha ejercido la docencia en la universidad.

El premio está dotado de 18.125.000 pesos (unos 28.500 dólares), además de una pensión vitalicia mensual equivalente a 880.000 (unos 1.375 dólares) en la actualidad y de un diploma.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.