(Foto cortesía)

El papel del periodismo frente a los presidentes de EE.UU., Cuba y Venezuela, y las amenazas a la profesión en México dominaron la segunda jornada del Festival y Premio Gabo, que hoy reconoció a los mejores trabajos en texto, imagen, innovación y cobertura de Iberoamérica.

El mexicano Jorge Ramos, ganador este año del “Reconocimiento a la Excelencia del Premio Gabo”, abrió el debate en torno al papel de la prensa frente al poder y criticó que en su país estén asesinando reporteros mientras el “Gobierno no está haciendo nada”.

“Hemos aprendido en las escuelas de comunicación, en las salas de redacción, que no debemos tomar partido, pero en ciertos casos nuestra labor es precisamente dejar a un lado la neutralidad y enfrentar”, declaró a Efe Ramos, cuyo coloquio “Desobedezcan, siempre desobedezcan” fue uno de los más concurridos.

A su juicio, es labor del periodista “cuestionar a los que tienen el poder, obligarlos a que rindan cuentas, ponerlos contra la pared”.

“Esa es la principal función del periodista y nos queda muy claro con Donald Trump”, agregó el presentador, y añadió que “cuando alguien hace comentarios racistas, sexistas, xenófobos” los periodistas están “obligados a enfrentarlo”.

“Enfrentar al ‘bully’ (intimidador) de la Casa Blanca, enfrentar a dictadores como Raúl Castro y Nicolás Maduro, cuestionar a todos aquellos que abusan del poder y que acaban como multimillonarios con salarios públicos. Ese es nuestro trabajo”, subrayó.

Pero además apuntó que lo que ha vivido América Latina “nos ha preparado para enfrentar a Donald Trump”.

“Venimos de una región del mundo donde estuvimos plagados de dictaduras y donde todavía hay muchísima corrupción y donde el abuso del poder era lo que prevalecía desde hace siglos”, afirmó.

También expresó su preocupación sobre los peligros que enfrenta el periodismo en México y se quejó que “el Gobierno no está haciendo nada para proteger ni a periodistas ni a ciudadanos”.

“No es normal que te maten 87.000 personas en un sexenio, ese es el número de personas muertas en México, no es normal; no es normal que te maten 36 periodistas en el sexenio de (el presidente Enrique) Peña Nieto”, subrayó Ramos, quien además elogió el proceso de paz en Colombia al considerarlo un “ejemplo para el mundo”.

Precisamente, periodistas mexicanos denunciaron que existen “zonas de silencio que se están extendiendo”, y advirtieron que el asesinato en mayo pasado del experimentado reportero Javier Valdez “rompió todas las reglas”.

“Vemos que el gran riesgo es este silencio que se va instalando en algunos lugares donde ya no se puede hacer periodismo”, afirmó Marcela Turati, cofundadora de la Red de Periodistas de a Pie en el coloquio “Libertad de expresión e impunidad en México”.

Turati advirtió que con el asesinato de Valdez, ocurrido el pasado 15 de mayo en Culiacán, capital del estado de Sinaloa, lo que se hizo “fue romper todas las reglas”, ya que ahora “no hay un perfil”.

“Para nosotros el asesinato de Javier fue romper todas las reglas. Antes decíamos que a los periodistas más visibles, a los más famosos, a los más respetados no les pasaba nada y ahora ya no hay un perfil”, alertó Turati, quien afirmó que en México cada año se observa “que la cosa está peor”.

La jornada de este viernes se inició con un diálogo con el periodista Fernando Ramírez, del diario La Patria de Manizales, y distinguido con el “Reconocimiento Clemente Manuel Zabala a un editor colombiano ejemplar”.

Al recibir la distinción, Ramírez afirmó que en La Patria aprenden a “hacer un mejor periodismo entre todos” y tienen “una redacción pequeña” pero “con ínfulas”, en la que apenas es un “coequipero”, ya que confesó que nunca se preparó para ser jefe.

Ramírez recordó también al subdirector de La Patria, Orlando Sierra, asesinado en 2002.

Los mejores trabajos de Iberoamérica fueron reconocidos con el Premio Gabo, creado en honor al ganador del Nobel de Literatura de 1982 y fundador de la Fundación para el Nuevo Periodismo Iberoamericano (FNPI), organizadora del festival.

En su quinta edición, el Festival Gabo premió a “El mapa de la muerte: 15 años de homicidios en Cali”, publicado en el diario El País de Cali, en la categoría de cobertura; y a “Historia de un paria”, escrita por Jorge Carrasco para la revista cubana El Estornudo, en la de texto.

También fueron premiados en la categoría de innovación “El hábito de la mordaza”, del hondureño Germán Andino y publicado en El País de México, mientras que en la de imagen ganó “Buscadores en un país de desaparecidos”, de un equipo de Pie de Página de México.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.