Trabajadores de la Ciudad Hospitalaria Dr. Enrique Tejera (CHET) protestaron la mañana de este martes para exigir aumento salarial, mejoras de las condiciones laborales  y soluciones ante la ausencia del transporte público.

El vicepresidente del Colegio de Enfermeros de Carabobo, Dani Torrealba, indicó que un aumento de sueldo justo tiene que ser inmediato para que los profesionales puedan sobrevivir ante la crisis económica que atraviesa Venezuela.

Torrealba detalló que la condiciones de trabajo en la CHET están muy lejos de ser óptimas. Hace falta dotar las instalaciones con nuevos equipos y materiales médicos. El deterioro es evidente. Hacen faltan materiales quirúrgicos y medicamentos, trabajamos con un solo antibiótico… cuando llega, afirmó.

El vicepresidente enfatizó que en esas condiciones no pueden prestar un buen servicio a los pacientes como lo establece la Constitución. Los protestantes hicieron un llamado a la Gobernación de Carabobo para que se ocupe de la situación.

Torrealba manifestó que los trabajadores sufren para llegar al hospital ante la ausencia de transporte público y la falta de dinero efectivo para cancelar los pasajes. Ante este escenario los empleados piden alternativas para poder cumplir sus labores debidamente.

Son al menos mil 500 trabajadores afectados entre personal obrero, administrativo, médicos, enfermeros y camareras.

El presidente de la Sociedad de Médicos Internos y Residentes, Ronnie Villasmil, explicó que la CHET se ha convertido en un centro médico semiprivado porque los familiares tienen que comprar todo el material médico quirúrgico para los pacientes.

Dani Torrealba, vicepresidente del Colegio de Enfermeros de Carabobo y Ronnie Villasmil presidente de la Sociedad de Médicos Internos y Residentes (Foto: Andrés Galindo)

Villasmil expresó que para ellos es doloroso referir a un paciente que tiene que ser operado o pedirle a sus familiares que compren el bisturí, los guantes, la anestesia y la sutura. “Si alguien llega en la madrugada y sus familiares no tienen para comprar los insumos se puede complicar el paciente e incluso llegar a morir”.

El médico indicó que el último censo realizado en la CHET el pasado 7 de diciembre tuvo como resultado siete mil trabajadores activos, para la fecha de hoy 800 han renunciado por estar inconformes con los sueldos que reciben, por las condiciones precarias en las que tienen que trabajar y por el dinero que se les deuda.

TESTIMONIOS

Yudit Sandoval tiene a su hija recluida en el área de quemados de la CHET desde hace 27 días. Su niña presenta una quemadura con profundidad en el pie izquierdo. En los últimos días, al parecer, agarró una infección producto de las condiciones precarias de esas instalaciones. Mi hija tiene fiebre y siento que la bacteria la agarró aquí porque ni los baños los limpian, esto es horrible, reveló la madre.

Sandoval necesita antibióticos para su hija pero no los ha conseguido. Debe comprar siempre gasas, champú y crema para las curas, ese gasto le impide completar para comprar los medicamentos que tienen un alto costo.

Madres de pacientes menores quemados (Foto: Richard Tineo)

Moisés Acosta es un paciente recluido en el área de quemados. Tiene tres meses en el lugar. El 14% de su cuerpo presenta quemaduras de tercer grado. Aunque falta poco para lograr la recuperación completa, le hace falta una hojilla dematómo eléctrico para que le hagan un injerto.

@Richardtineocs




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.