Sebastian Pinera (Foto AFP)

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, enfrentó hoy a un par de dirigentes estudiantiles que lo encararon durante el acto de toma de posesión del rector de la Universidad de Chile, Ennio Vivaldi, reelegido recientemente por un nuevo período de cuatro años.

Piñera asistió al acto como patrono de la principal universidad del país y fue interrumpido cuando ofrecía su discurso por una dirigente de la Federación de Estudiantes (FECH) de esa casa de estudios que, con una nariz de payaso en la mano, le dijo que su gobierno era un chiste.

Javiera López, secretaria general de la FECH, le reprochó además a Piñera el Estatuto Laboral Juvenil, recientemente promulgado y que ha sido criticado por los estudiantes, que lo han denominado “ley McDonald’s”

La norma busca regular, con contratos de trabajo y otras medidas, los empleos que jóvenes y estudiantes realizan en jornadas parciales para financiar sus estudios, pero los críticos apuntan que en realidad los hacen más precarios y son una forma de poner mano de obra barata a disposición de las empresas, especialmente del comercio.

Varias veces el presidente chileno trató de disuadir a la joven. “Sabía que teníamos una sorpresa… muchas gracias, las escuchamos con atención afuera”, dijo Piñera, que finalmente perdió la paciencia y se retiró, no sin antes comentar: “A palabras necias, oídos sordos”.

La FECH dijo después que el propósito original era hablar con el mandatario, pero debieron actuar al encontrar una mala recepción de parte de la rectoría.

El rector Vivaldi, en tanto, lamentó el mal rato que debió soportar el presidente pero recordó que situaciones similares afrontó también la expresidenta Michelle Bachelet y que el riesgo es igual para cualquier autoridad que llegue “a una universidad en que hay una costumbre de expresión libre como es esta”.

“Es un tema estadístico, histórico”, añadió y advirtió que en todo caso “no es una forma aplaudible” de dirigirse a la máxima autoridad del país, pues “hay medios por los cuales la universidad y los jóvenes pueden expresarse”.

“Hay un respeto por la institucionalidad, hay un presidente elegido que es el patrono de la universidad, él asiste a este acto y si nosotros lo estamos invitando es injustificable que haya manifestaciones si él ha aceptado esa invitación”, añadió.

Karla Toro, presidenta de la FECH, dijo que la idea era “preguntarle al presidente y a la ministra de Educación (Marcela Cubillos) si van a seguir precarizando nuestras vidas a costa de malas condiciones laborales y mayor endeudamiento”.

“Cuando nosotros llegamos no se nos permitió entrar, pedimos las ayudas correspondientes y tampoco eso fue permitido. No nos quedó otra que manifestarnos en el salón de honor, nosotros no queríamos hacer esto, queríamos conversar con el presidente directamente”, concluyó. EFE

ns/gs/cfa




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.